Actualizado hace: 5 horas 45 minutos
Jefe de Gabinete paraguayo rechaza acusación de soborno en causa Lava Jato

El jefe del Gabinete Civil del Gobierno, Juan Ernesto Villamayor, rechazó este miércoles que pidiera sobornos para entorpecer el pedido de extradición a Brasil del cambista Dario Messer, implicado en un capítulo de la trama de corrupción Lava Jato que también salpicó al expresidente paraguayo Horacio Cartes (2013-2018).

Miércoles 20 Noviembre 2019 | 12:44

Las autoridades brasileñas sospechan que Villamayor y Cartes, sobre quien pesa una orden de captura, participaron dentro de una organización trasnacional dedicada al lavado de dinero y evasión de divisas liderada por Messer, considerado como el "mayor cambista de Brasil" y detenido en Sao Paulo en julio pasado.

Además de negar esa acusación, Villamayor dijo en una entrevista a Efe que en su anterior cargo de ministro de Interior, durante el actual Ejecutivo que preside Mario Abdo Benítez, ayudó a la detención en Brasil de Messer, de quien se sospecha que estuvo oculto en Paraguay hasta ese arresto.
El Ministerio Público de Brasil afirmó que Leticia Bóbeda, abogada de Messer, mantuvo contactos con Villamayor, quien, "según apuntan las pruebas" recogidas, habría solicitado 2 millones de dólares" por usar su influencia para frenar "un posible pedido de extradición" contra el cambista.
Villamayor admitió que el pasado marzo recibió a Bóbeda, a petición de la abogada, para hablar sobre una posible entrega de su defendido, entonces en búsqueda y captura con fines de extradición a Brasil.
"Esa audiencia se realiza en presencia del jefe de Inteligencia del Ministerio del Interior, nunca hablé con ella a solas. Me comenta que teme por la integridad del señor Messer, lo cual comprendo y le ofrezco toda la garantía", expresó Villamayor.
Precisó que ni la abogada ni él hablaron de dinero alguno sino "de la necesidad de entregarlo (a Messer)", y que tras la reunión la pesquisa sobre el cambista prosiguió hasta que el equipo de Inteligencia lo ubicó en Brasil.
"Una semana después (...) es capturado en la ciudad de Sao Paulo, donde estaba residiendo en un departamento", concluyó Villamayor.
Y resaltó que un enviado de la Policía Federal de Brasil le felicitó por ese trabajo y reconoció que dieron con Messer "gracias a la colaboración del Ministerio del Interior de Paraguay".
También rechazó lo dicho el martes por la fiscal brasileña Marisa Ferrari, quien sostuvo que en el transcurso de las investigaciones, se mencionó "un pago de 600.000 dólares" a Villamayor a cambio de "influir" contra la "extradición de otro criminal brasileño, quien efectivamente tuvo su extradición negada".
"Es absolutamente falso, de hecho el fiscal dijo que ellos no tienen comprobado eso, más que una captura de pantalla", dijo Villamayor.
En cuanto a las declaraciones de la abogada Bóbeda, de que mantuvo una reunión con José Bogado, secretario privado de Villamayor, este admitió que se produjo, pero sin su autorización.
Y añadió que Bogado fue desvinculado este miércoles del cargo debido a esa reunión.
Hablando en conjunto sobre la actuación de la Fiscalía brasileña, Villamayor comentó que "se hicieron manifestaciones en que fueron francamente temerarias porque arriban a conclusiones en base a datos que ellos no tienen".
En cuando a la acusación que pesa sobre Cartes, del oficialista Partido Colorado, el mismo que el de Villamayor, este se pronunció por "permitir que todo salga a luz" ya que "es muy sano para el sistema", pero puntualizó que "la investigación no tiene que ser temeraria".
Agregó que "la Justicia brasilera es soberana en investigar esos hechos, producidos en Brasil, pero ellos arribaron a conclusiones de hechos producidos en Paraguay".
"Ellos no tienen facultad para realizar una investigación dentro de paraguay, sobre hechos producidos en paraguay y mucho menos arribar a conclusiones".
En una rueda de prensa posterior, Villamayor dijo que será el "primero en dar un paso al costado" si "algún hecho mío perjudica al presidente de la República".
La investigación de Brasil identificó cerca de 20 millones de dólares ocultos de la trama de Messer, de los que 17 millones fueron destinados a un banco en Bahamas y el restante, repartido en Paraguay entre cambistas, empresarios, políticos y una abogada.
Este caso es un desdoblamiento de la conocida Operación Lava Jato, que investiga desde hace más de cinco años el mayor escándalo de corrupción de la historia del país y ha llevado a prisión a decenas de empresarios y políticos. EFE
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala