Actualizado hace: 5 horas 52 minutos
Poder  local...
Poder local...
Por: Guido Álava

Viernes 15 Noviembre 2019 | 04:00

Desde adentro, en férrea unidad y un macroproyecto que empuje el desarrollo de todos los cantones de la provincia.

¡Necesario y estratégico! Porque el poder o fuerza electoral ya lo tenemos desde hace mucho tiempo, nos falta la fuerza más transformadora que es la unidad, tan pregonada pero tan escurridiza que muchos la creen imposible. Es verdad que muchos con la chispa de poetas y músicos le han creado y cantado hermosos versos al manabitismo, aceptándolo en el subconsciente colectivo como sinónimo de unidad (lejana realidad). La historia nos habla de un solo momento histórico de unidad provincial, la creación del CRM. Desde entonces, lo que más nos ha marcado es un cantonismo debilitante que les ha servido a las instancias políticas nacionales para irrespetarnos y excluirnos de las agendas y del desarrollo económico nacional.
A esta crónica exclusión mucho ha contribuido el multipartidismo nacional, donde nuestro liderazgo provincial solo ha tenido adeptos ovejunos rindiendo pleitesía a líderes foráneos; por ello, hoy no tenemos aún de manera formal un partido político a nivel de país liderado por manabitas auténticos. Hemos tenido que depender de partidos que solo nos han usado por nuestro alto porcentaje de electores, haciéndonos promesas que se archivan una vez que llegan al poder, configurando un verdadero acto de corrupción y demagogia.  La muestra más grande nos la dio el gobierno anterior con el más grave de los actos de irrespeto a nuestra soberanía e historia, como fue la partida de defunción de poderosas instituciones autónomas: CRM, JRH, Emelmanabí, concesión del puerto marítimo de Manta y, para remate, nos dejó sin aeropuerto. Esta tragedia provincial sin precedente histórico se consolidó con el mutis y venia de los líderes políticos y de gran parte del pueblo. 
Con esto, en palabras del analista político ingeniero Roosevelt Cedeño, se le quitó a la provincia el poder institucional local para el desarrollo y hoy nuestra provincia sigue en franca recesión económica, que está comprometiendo nuestro futuro.  Ante esta dolorosa realidad, hoy se necesita una férrea, poderosa y sostenida unidad para mostrar el poder local cívico político que tenemos como provincia con más de un millón de electores. Esto es posible esforzándonos por dejar de lado toda dependencia borreguil ante líderes foráneos, sanándonos también de toda maledicencia, envidia y amarguras. Si desarrollamos con capacidad técnica, jurídica y amplio consenso una propuesta de desarrollo para la región toda, se obtendrá el respaldo decisivo de todo manabita serio.
Confiemos en que una actitud histórica, cívica, política y gloriosa como esta, desde lo alto de los cielos, Dios la impulsará.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: