Actualizado hace: 12 minutos
Jorge Albán Delgado enriquealban57@hotmail.com
Frente a la corrupción

Muchos de los ecuatorianos, cuando llegamos a nuestro domicilio después de cumplir con nuestra jornada de trabajo, y como simples espectadores vemos a diario en los medios informativos, sean radiales o televisivos, lo que sucede en nuestro querido país, con suma preocupación y asombro de las constantes denuncias. La corrupción está en todos lados, a nivel de ciertos funcionarios, autoridades, instituciones e incluso educativas.

Martes 05 Noviembre 2019 | 04:00

Los ecuatorianos nos preguntamos qué mismo está pasando en nuestra sociedad. Sabemos perfectamente que la crisis de valores no es nada nuevo y parece ser que se da también en otros países; pero eso no quiere decir que un ciudadano responsable y honesto debe callar y no expresar su más ferviente rechazo. Es indignante oír tanta corrupción instaurada en instituciones y personalidades, que precisamente por sus antecedentes culturales venidos aparentemente de familias de bien, jamás podríamos haber pensado que caigan tan hábilmente en vulgares tentaciones del enriquecimiento ilícito.
Ya es hora de que los ciudadanos honestos expresemos nuestro malestar. Se debe dar un cambio decidido en la mentalidad de funcionarios públicos y privados, que se proponga inculcar valores humanos perdidos, especialmente a los estudiantes y aspirantes a cargos públicos. De nada valdrán los méritos académicos si anteponen sus intereses personales, pues las verdaderas metas en la vida deben ser de servicio al medio en que van a desarrollar y deberá ser siempre con honestidad y eficiencia cuando se ejerce un cargo público. Estamos seguros que de ser así los ecuatorianos los recordarán con cariño y respeto, como ejemplo para sus contemporáneos y futuras generaciones.
Además, existe crisis de valores, por lo que la corrupción ha tomado proporciones gigantescas y la sociedad ecuatoriana considera de lo más ruin a quienes caen en ella. El corrupto utiliza a otros para cumplir los ilícitos.
Queridos amigos, rescatemos y fortalezcamos los principios de honestidad y seriedad.  Es urgente y necesario rescatar esos valores que fueron parte de las enseñanzas de nuestros padres. 
Me permito manifestar que se debe considerar los derechos ciudadanos a opinar y expresar el pensamiento libre y en todas sus formas y manifestaciones, lo cual es un derecho constitucional.
Considero necesario que la Asamblea Nacional elabore un proyecto por el que el Ministerio de Educación incluya en la malla curricular valores humanos para inculcar a los estudiantes.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala