Actualizado hace: 8 minutos
españa
Líderes independentistas catalanes, a la cárcel

El Tribunal Supremo (TS) español condenó a 9 y 13 años de prisión a 9 líderes catalanes por el proceso independentista ilegal del 2017.

Martes 15 Octubre 2019 | 04:00

Esta decisión puso final a un periodo de incertidumbre político-judicial y que marcará las elecciones generales españolas del 10 de noviembre.

Cuatro de ellos fueron sentenciados también por malversación de fondos públicos y todos, que ya cumplían prisión preventiva, fueron inhabilitados para ejercer cualquier cargo público, así que no podrán presentarse a elecciones durante el mismo tiempo de la condena.
El proceso.  La Justicia española procesó a estos doce líderes independentistas por la organización del referéndum ilegal de “autodeterminación” del 1 de octubre del 2017 y la posterior declaración parlamentaria unilateral de independencia, el 27 de ese mes. Los siete jueces del tribunal apoyaron por unanimidad la sentencia condenatoria por sedición -como pedía la Abogacía del Estado-, pero descartaron el delito, más grave, el de rebelión, del que eran acusados por la Fiscalía española y supone hasta 25 años de cárcel. 
Mientras tanto, el expresidente catalán Carles Puigdemont sigue en Bélgica huido de la Justicia española, que lo declaró en rebeldía. El TS dictó una nueva orden europea de detención y entrega del exgobernante catalán por los delitos de sedición y malversación.
La pena.  El exvicepresidente del gobierno regional Oriol Junqueras fue el procesado condenado a la pena más elevada, 13 años de cárcel, mientras que otros cinco miembros del anterior ejecutivo catalán fueron sentenciados a entre 10,5 y 12 años. La que entonces era presidenta del Parlamento autonómico, Carme Forcadell, tendrá que cumplir 11,5 años; y los dirigentes de dos organizaciones sociales independentistas, 9 años cada uno por su liderazgo en la organización de protestas violentas.
En cambio, el presidente del gobierno regional catalán, el independentista Quim Torra, consideró la sentencia como un acto de “venganza, no de justicia”, y se reafirmó en la determinación de avanzar “sin excusas” hacia una “república” catalana independiente de España. 
Al conocerse la sentencia, grupos de activistas independentistas participaron en  varias protestas y bloqueron calles, varias carreteras y líneas de ferrocarril.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala