Actualizado hace: 15 minutos
#Elparonomerepresentó
#Elparonomerepresentó
Por: Mariasol Pons C.
ponsmariasol@gmail.com

Martes 15 Octubre 2019 | 04:00

Vivimos 11 días de paro. Once días de angustia, de incertidumbre, de lucro cesante, de violencia y atropellos. ¿De parte de quién? De los que no entendieron que las cuentas tienen que ajustarse porque el país no puede seguir viviendo mediante deuda y de quienes vieron una oportunidad de recuperar el poder y borrar sus deudas con la justicia.

Vimos un nivel de violencia y falta de conciencia que ningún ecuatoriano hubiera querido ver jamás. El oportunismo se coló por cada ranura existente y vimos todo tipo de expresión: de proactividad, destrucción, violencia, manipulación, secuestro, valentía, cobardía, atracos, fuerza y chantaje. En positivo: tuvimos la oportunidad de que las personas se desnuden en la tarima, todos los que quisieron tuvieron la oportunidad de hacerlo y de eso hay que aprender; a no olvidar cómo fueron las personas en las malas.
Las autoridades deben encargarse de aplicar la ley, creo que el gobierno fue demasiado tolerante ante los crímenes cometidos, quizá porque este es un gobierno débil sin el suficiente capital político para tomar medidas drásticas. Quito, Guayaquil, Manta, Portoviejo, Ambato, Cuenta, Loja, Machala, Esmeraldas, Ibarra, nadie puede dejar pasar este momento desapercibido porque es una coyuntura de muchísimo aprendizaje.
Desde mi punto de vista, el paradigma social de sobreprotección de los grupos indígenas contribuyó a que el gobierno permita lo inaguantable. La CONAIE lo aprovechó, se subió en el poder que le dio la violencia y le hizo la cama a la mafia para que aplique sus tácticas de guerrilla en una pelea campal por destruir la república y hacerse nuevamente del poder. Muy rápido se olvidaron de cuando el correismo los perseguía con gases lacrimógenos a domicilio y muy tarde se deslindaron de la violencia intentando lavarse las manos. Muy pronto nos dimos cuenta que su discurso es de manipulación, oportunismo e incoherencia entre lo que predican y lo que practican.
Se sabe que en las operaciones policiales contra correistas que incumplieron la ley se ha encontrado dinero en efectivo, dispositivos electrónicos, identificaciones. Ahora los cobardes huyen, pidiendo asilo, creyéndose su propio cuento de que son perseguidos, una vez más nos mostraron lo poco que les importa el país. La gente de bien saldrá a producir, arreglará sus calles, los niños volverán a educarse, el individuo tomará nota de lo aprendido y seguirá adelante. #elparonomerepresentó
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: