Actualizado hace: 1 hora
El Paro
El Paro
Por: Childerico Cevallos
chcevallos@eldiario.ec

Domingo 13 Octubre 2019 | 04:00

Vivimos una especie de revuelta atribuida a la insatisfacción popular por las repercusiones económicas que causaría el denominado paquetazo, decretado por el Ejecutivo nacional.

Pero también se denuncia la intervención de políticos enemigos del Gobierno, así como una estratagema internacional, para sembrar el desconcierto y terminar con la presidencia de Lenín Moreno.
Como suele suceder en esta clase de eventos, el público se fracciona en: a favor, en contra, neutros y los inevitables aprovechadores agazapados. Y, como siempre, sobresalen los que más demostración de fuerza realizan, aunque no por ello necesariamente representan a la mayoría poblacional.
Sea quien sea, lo cierto es que se ha logrado caotizar al país con jornadas de violencia, odio y temor; amenazando un peligroso enfrentamiento entre ecuatorianos, ahondando la crisis económica y poniendo en riesgo la estabilidad democrática y la paz social en Ecuador.
Sin embargo, reconociendo la intervención de las fuerzas de trabajadores, de educadores, entre otros, en esta ocasión son dos colectivos sociales  los que han resaltado desde el inicio por su intervención masiva en la protesta: el taxismo y el indigenismo. El primero paralizando las ciudades al obstaculizar el libre tránsito dentro de las mismas; y el segundo invadiendo ciudades y carreteras, especialmente de la Sierra central, hasta lograr una toma simbólica de la capital ecuatoriana, Quito.
En lo que corresponde a Manabí, nunca había observado  movilización de esta fuerza del volante tan coordinada como la de ahora, denotando una mejor organización gremial. Pero tampoco arreció antes tal agresividad como la presentada en esta oportunidad.
De los indígenas no hay efectos directos en nuestra provincia, exceptuando la escasez de productos de la Sierra por el corte de vías en esa región. Pero la posición intransigente, soberbia y amenazante de sus líderes va contra la estabilidad de la única e indivisible nación ecuatoriana.
Se pide que se derogue el paquete de medidas, algunas aún no en vigencia porque deben ser autorizadas por la Asamblea, excepto el aumento de los combustibles, ya en pleno acatamiento.
En un estado de derecho como el que vivimos, el deber principal del ciudadano ecuatoriano es  la protección a su patria, a su democracia y a su soberanía. Hagamos uso de nuestra capacidad de razonamiento y dirijamos nuestros esfuerzos a que prevalezca el entendimiento y se logre rápidamente el diálogo y el restablecimiento de la paz en el país.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: