Actualizado hace: 2 horas 49 minutos
Las compensaciones
Las compensaciones
Por: Irina Bowen
ing_irina@hotmail.com

Miércoles 09 Octubre 2019 | 04:00

Y se dieron las medidas económicas, con el descontento de algunos, la inconformidad de otros, la comprensión de muchos y los excesos injustos de unos cuantos, que más que reclamar quisieron provocar el caos, viendo en el paro la oportunidad de delinquir y de querer hacer ver que habíamos vuelto a los malos tiempos en que nuestro país era víctima de una clase política inconsciente.

Hoy, nos damos cuenta que pagamos justos por pecadores; que los buenos, los trabajadores, los productivos somos muchos, pero con la gran desventaja de llevar a cuestas la realidad de saber que mientras algunos se farrean los recursos del Estado, otros logran beneficios en base a las amenazas y al chantaje, mientras el ciudadano común espera paciente la compensación, el acto de justicia de pagar un precio justo acorde a lo que gana, directamente proporcional a sus ingresos, y que siempre haya trabajo seguro. 
Nuestro país ha pasado por manos de la irresponsabilidad, la inconsciencia y el  atraco; producto de ello nos han pasado factura los mismos que la crearon; quienes se golpean el pecho y se rasgan las vestiduras con la más grande caretucada diciendo que es producto de la ineptitud de los que se fueron o de los que llegaron.
Por más de 40 años se ha subsidiado a los combustibles, se han otorgado privilegios a unos cuantos, se han permitido chantajes y componendas en nombre de la democracia, se ha regalado y permitido que los dineros producto de impuestos y utilidades del Estado se queden en manos de unos pocos, se ha creado una alta burocracia que hoy se convierte en un peso que provoca grandes pérdidas al país, se ha agrandado la deuda del Estado desproporcionadamente por cumplir con una masa salarial que en muchos casos está de más o  gana sueldos exagerados.
Entonces, por qué no atacar aquello, por qué no quitar o bajar los grandes sueldos de quienes no están haciendo bien su trabajo, por qué no pensar en ser más justos con los sueldos de todos, por qué no exigir a quienes se llevaron el dinero del país que lo devuelvan, por qué no bajar los impuestos y producir más. 
La liberación de los precios del combustible es una medida acertada, pero que deberá ser compensada con otras medidas que permita equilibrar la balanza de quienes producen y prestan un servicio colectivo, y no es subiendo los precios a los productos o a los servicios, sino liberando impuestos y proponiendo soluciones válidas y reales que permitan trabajar con seguridad y eficiencia; queda en manos del Ejecutivo actuar adecuadamente.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: