Actualizado hace: 1 hora 14 minutos
Armando Bravo Terán
Reflexiones

El paro nacional es un hecho; y es deber del pueblo levantarse ante las inconstitucionalidades. Protestar no es un crimen, pero cuando se cae en actos antisociales contra la propiedad privada, empieza a ser un obrar delincuencial que necesita una sanción punitiva.

Miércoles 09 Octubre 2019 | 04:00

Este paro es la oportunidad de que se sienta el descontento de una patria que lucha por la justicia. Por lo visto, es muy cierta aquella frase de George Santayana: “Aquellos que no recuerdan el pasado, están condenados a repetirlo”.
Tenemos que tener memoria sobre la historia nuestra, ya que se está repitiendo la misma cantaleta. Veamos: En 1999, el presidente de Ecuador por esa época, Ab. Jamil Mahuad, anunció duras medidas económicas para todo el territorio ecuatoriano.
Hoy en día, año 2019, se repite lo mismo visto hace 20 años atrás, sólo que de la mano de otros actores, aunque sigue siendo la misma película. ¡Hay que ser cautelosos!, ya que las élites quieren sacar del poder al Primer Mandatario, aprovechándose del pueblo y manipulándolo, ¡Pero cuidado! Ya que la única razón de por qué lo quieren fuera, es porque ya tienen listo a aquel a quien quieren poner; y, de esta forma continuar la corrupción, sólo que con otro nombre.
Más que profundizar en los datos del “paquetazo”, los cuales han sido desde ya muy comentados por los medios de comunicación, quiero reflexionar sobre el dolor que siento como ciudadano, y esto es acerca de la desviación de los intereses.
Es en estos duros momentos cuando aparecen los oportunistas, aquellos que “también quieren lo mismo”, pero que ya tienen planes con el puesto vacante.
Aun así, la desviación de los intereses ocasiona que la gente que se moviliza, no estén haciendo sentir su voz y grito de lamento, ya sea por la eliminación de los subsidios para el uso de combustibles fósiles, o el aumento del precio de diésel y gasolina, por nombrar unos pocos.
Lo que vemos es vandalismo en su más pura expresión: saqueos a locales comerciales en varias ciudades del país, robos de electrodomésticos en diferentes sectores y actos de violencia de doble vía entre civiles y autoridades. 
En el numeral 14 del Artículo 326 de la Constitución se nos establece que: “Se reconocerá el derecho de las personas y sus organizaciones a la huelga […] y las personas tendrán derecho al paro de acuerdo con la ley”. Aun así: Hasta para protestar se necesita nobleza y dignidad, ya que si no seguirán habiendo más infractores de la ley.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala