Actualizado hace: 1 hora 28 minutos
Walter O. Andrade Castro wandrade@yahoo.com
El ajuste

Recuperar 1.500 millones de dólares( estimado oficial) que se perdían todos los años, dice bastante. Y lograrlo, cortando de raíz el subsidio al combustible, dice más. Es que subsidio quiere decir “lo que yo consumo que lo pague otro”.

Lunes 07 Octubre 2019 | 04:00

  Claro que simultáneamente  debió  dictarse una medida que corte, así mismo de raíz,  el gasto público improductivo, el corriente, el que no aporta nada, que representa millones y que  impunemente se desperdicia  en vehículos, gasolina, viajes, oficinas, etc. porque  reducir el número de burócratas no es suficiente. La eliminación del subsidio entonces,  no podrá gustar,  después de todo representa un egreso adicional y a nadie en el mundo le gusta pagar más. Pero hay que comprender que esa  montaña de dinero que se iba en subsidios inútiles -  el que tiene un vehículo sí puede pagar su combustible -  ahora puede servir para contratar más médicos, más equipamiento a los hospitales públicos, más medicinas,  mejores vías o quizás para ofrecer mejores y mayores  opciones para que el Ecuador sea más competitivo y sus industrias  puedan ofrecer   bienes y servicios más baratos para todos.  
Sin embargo, repito,  el  ajuste no está completo aunque va en la  dirección correcta. Es que también faltan, además de recortar el gasto, medidas para crear empleo.  Es decir  más profundas, porque algo se está haciendo  Y las que más se necesitan son facilidades  para contratar y despedir. Mírense lo qué pasa en la frontera norte de México.  Miles arriesgan su vida por cruzarla y avanzar a EE.UU.  En este año, me parece haber visto en un reportaje de CNN, han fallecido más de 4mil personas en el intento! Y por qué lo hacen? Solo por conseguir  empleo, a pesar que  allá, por la condición de ilegal  no les pagan salarios justos, viven en verdaderos “guettos”, no están afiliados a ningún sistema de seguridad dad social, no tienen atención médica gratuita, viven escondiéndose de los agentes de inmigración, los despiden cuando el patrono lo cree oportuno. Es más: a los  trabajadores legales, cuando los negocios decaen, los despiden sin pago extra.   Sin embargo, pese a las  durísimas condiciones del mercado, ecuatorianos, y latinoamericanos en general, repito, se mueren por ir. 
Por tanto, está muy bien que el estado recupere dinero, pero esperamos que se   dicten  medidas para que la gente se decida a contratar y se cree empleo por esa vía. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala