Actualizado hace: 3 minutos
Isidro Alcívar Vera
Arqueoturismo en Manta

La ciudad puerto lleva el nombre de una de las culturas más importantes del periodo de Integración de la prehistoria ecuatoriana, la cultura Manteña (500 a 1500 D.C.), reconocida en el plano nacional e internacional por su desarrollo social, económico y político alcanzado ya para aquella época.

Miércoles 18 Septiembre 2019 | 04:00

 Caracterizada como una población de navegantes, comerciantes y agricultores, con varios centros poblados en casi toda la costa de la actual provincia de Manabí. 

Tal desarrollo de la cultura Manteña, ha permitido que en la actualidad muchos de estos centros poblados, ahora vestigios arqueológicos, den una idea muy clara de la afirmación vertida en el párrafo anterior. La actual ciudad de Manta, fue un centro poblado Manteño, así mismo, lugares como Pacoche, Santa Marianita, Ligüiqui y San Lorenzo. En todas estas localidades se han encontrado y aún se encuentran figurines, entierros, objetos decorativos, entre otros bienes patrimoniales. 
No obstante, la existencia de este recurso arqueológico ha sido muy poco aprovechada para la práctica de turismo cultural o como menciona el título “arqueoturismo”.Sobre este tipo de turismo, autores como Tresserras (2004), definen el arqueoturismo como “una modalidad bajo la que se presentan propuestas y productos culturales y turísticos en los que la arqueología es el ingrediente principal”. Por citar un ejemplo del poco interés y aprovechamiento de este tipo de turismo, podríamos mencionar a Ligüiqui y sus corrales marinos. 
A pesar de tener estructuras líticas de pesca catalogadas como “únicas en el Ecuador” y todo el andamiaje habitacional y ceremonial de esta cultura prehispánica, no ha sido suficiente para despertar el interés del sector público y privado y tomar medidas en pro de potencializar esta categoría turística. Aun cuando se sabe que la oferta turística de Manta es limitada en el casco urbano (Alcívar, 2018). En definitiva, la ciudad puede con mucha facilidad potencializar este tipo de turismo, siempre que exista la decisión de los actores involucrados en la escena turística local. 
Además de lo citado anteriormente, este tipo de turismo rural, por encontrarse el recurso en las zonas no urbanas de la ciudad, puede convertirse en una alternativa de empleo o al menos como un complemento a la actividad económica que se desarrolla en estas zonas, que por años han sido objeto de desarrollo antes que sujetos de este. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala