Actualizado hace: 12 minutos
El valor del diálogo
El valor del diálogo
Por: Childerico Cevallos
chcevallos@eldiario.ec

Domingo 15 Septiembre 2019 | 04:00

Los temores y observaciones que el colectivo social “Unidos por Portoviejo” presentaran, públicamente, a los trabajos que por el plan Priza se han estado desarrollando en el centro de Portoviejo - y últimamente en tres manzanas de la calle Pedro Gual-, están siendo ratificados por la realidad en que se encuentran los mismos.

Luego de haber sido catalogados como grupo minúsculo de atrasapueblos, el estado actual de la obra empieza a darle la razón al colectivo, contrariando las expresiones de funcionarios municipales.
Entre las inconformidades están el estrechamiento de las calles para ganar en veredas, así como el incumplimiento del cronograma de labores, que mantienen un tránsito limitado en ciertos sectores y obstaculizado en otros.
Si bien este propósito de mejoramiento de la urbe central tiene una amalgama de responsabilidades, la principal radica en la municipalidad, como administradora de la ciudad y cantón, entidad que últimamente también ha manifestado su preocupación - aunque tardíamente - a los directos ejecutores del mencionado plan Priza, que es un programa del gobierno central, bajo dirección de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL).
Pero recordemos que inicialmente el colectivo pidió a la municipalidad escuchar las inquietudes, temores y aspiraciones de quienes viven, trabajan y sienten aún los problemas generados por el gran sismo del aciago 16 de abril del 2016, siendo engañados, minimizados, tachados de obstruccionistas y finalmente ignorados, según denunciaran.
Ahora, la ciudad debe aprestarse a seguir de manera indefinida con las incomodidades en las calles intervenidas, con mayor incidencia en las tres cuadras de la Pedro Gual, temor acrecentado por las declaraciones del fiscalizador, quien aceptara el atraso y la imposibilidad de culminar la obra en octubre, con peligro de que ni siquiera sea este año.
Los “atrasapueblos”, entonces, no han estado fuera de foco. Cuánto pudo haberse ganado o evitado con el diálogo, con una mayor apertura a la conversación; solamente con escuchar a la comunidad.
Hay que señalar que algún entendimiento se logró en la gobernación firmándose un acuerdo entre los actores del colectivo, la municipalidad, delegados del plan PRIZA y otros. Lamentablemente, hay puntos que están siendo incumplidos.
Corolario: la ex zona cero sigue en emergencia, manteniéndose a su principal sostén, el comercio, atascado sobre un camino torpedeado.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: