Actualizado hace: 7 horas 19 minutos
Tecnología
Celulares valen el triple de su fabricación

Un celular puede ser vendido en hasta dos veces más de lo que cuesta fabricarlo. En el Huawei P30 Pro se invierten USD 350.

Jueves 12 Septiembre 2019 | 04:00

 El precio medio de este mismo teléfono en el mercado, a clientes finales, ronda los 915 dólares, según datos facilitados a EFE por la consultora especializada en tecnología TechInsights, que también señaló que fabricar el iPhone XR cuesta 346,19, pero es vendido en 899 dólares.

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) considera que el margen de beneficio medio que esas dos compañías obtienen por la fabricación de sus móviles de alta gama suele rondar el 40 %.
 
 Inversión. En su informe más reciente sobre propiedad intelectual, que se remite a datos de mercado del 2017, el margen de beneficio que obtuvo Apple con el iPhone 7 y Huawei con el modelo P9 fue en ambos casos del 42%. 
Lo más caro del Huawei P30 Pro son las cámaras y las piezas que habilitan la imagen, la apuesta diferencial de este modelo, dotado con un total de cuatro cámaras: tres traseras (de 40, 20 y 8 megapíxeles) y una frontal (de 32), que cuestan al fabricante chino una media de 75,88 dólares, según TechInsights. Mientras que el componente más caro del móvil californiano es el procesador de aplicaciones, que tiene un coste de 50,42 dólares. Su procesador, 55,49 dólares; la pantalla, 22,58 dólares; la batería, 13,46 dólares; la carcasa, 16,36 dólares, y los sensores, $5,28. 
Unir todas estas piezas y hacer el ensamblaje final del aparato, así como probar los modelos, cuesta menos de 20 dólares en ambos casos, según TechInsights.
Sin embargo, hay quienes cuestionan eso, ya que, según un reportaje publicado en el sitio web elandroidelibre.com, diseñar el software, tanto por dentro como por fuera, cuesta mucho dinero.
Además se menciona que el costo de un teléfono no solo viene marcado por las piezas que contiene, sino por otros elementos.
Sirve como indicador de la calidad que ha decidido usar el fabricante. Pero no para estimar lo que le cuesta al fabricante hacer ese teléfono. Por eso hay que tomar esos datos con pinzas, porque no reflejan toda la verdad, se lee en el artículo.
Detrás del precio de un smartphone se encuentran varios factores que no se ven a simple vista. Desde la fabricación hasta la distribución, pasando por las pruebas de calidad o la publicidad.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala