Actualizado hace: 7 horas 17 minutos
Ramón Habacúk Méndez Rivas
¿Vuelve Correa?

En los muros de Ecuador se comienza a escribir un nuevo lema: ¡Correa vuelve! Esto, para el malestar de muchos y la alegría de muchos más, el regreso de ex-Presidente Rafael Correa Delgado parece inminente.

Miércoles 11 Septiembre 2019 | 04:00

El anticorreismo piensa encarcelar al exmandatario pero esta tal vez sea la estrategia equivocada. Al encarcelar a Correa lo único que podrían causar es la furia de las masas ecuatorianas, que a pesar de que su líder está fuera del país ­y sin partido político logró captar las prefecturas de Manabí­ y Pichincha. Estas dos victorias son trascendentes, sin mencionar el segundo lugar de Pierina Correa en la elecciones por la prefectura del Guayas, la cual es considerable tomando en cuenta el panorama histórico y político de Guayas y de la perla del pacifico, que a su vez es perla de la corona en la derecha ecuatoriana.
El regreso de Rafael Correa a Ecuador será un hecho histórico en la política­ nacional de por sí. La imagen de mesías ­redentor es una opción; la otra es la imagen de criminal prófugo siendo ajusticiado por las autoridades oficialistas que una vez lo acunaron. Sea cual sea la acción, el impacto que tendrá en las masas será profundo, tal vez más aún si es encarcelado o peor aún asesinado.
La derecha, en su desesperación por acabar con el  individuo, es capaz de martirizar al hombre e inmortalizar su imagen, algo que ya está haciendo con la actual campaña política y mediática. La mejor opción  del oficialismo y sus aliados en la derecha tradicional es dejar que Correa regrese y se postule  en las próximas elecciones , sean presidenciales  o seccionales, y vencerlo en las urnas. Solo ahí ­ podrá cantar victoria el actual gobierno, algo que le será fácil si el correísmo está acabado, como nos dice la prensa mercantil. Los intentos por enterrar al correismo hasta el momento parecen no tener el efecto deseado, solo el tiempo nos lo dirá definitivamente, y aún este es caprichoso.
Parafraseando un poco al eterno “Che”,  “podrán encarcelar al hombre pero no  sus  ideas.” No hay que esperar a que Correa vuelva, sus ideas lo preceden y nunca han dejado a Ecuador.  Encarcelar al exmandatario es una jugada peligrosa, y encarcelar al correísmo, para bien o para mal, sería encarcelar a las masas de la Patria.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala