Actualizado hace: 28 minutos
Edwin Delgado Armijos
Conocimiento científico

Los físicos, astrofísicos, tienen superhéroes, desde Copérnico hasta Einstein. Sucede igual con los psiquiatras, idolatran a Freud, Jung, Alzheimer.

Miércoles 11 Septiembre 2019 | 04:00

 Los físicos, astrofísicos, tienen superhéroes, desde Copérnico hasta Einstein. Sucede igual con los psiquiatras, idolatran a Freud, Jung, Alzheimer.

¿Qué tienen en común un mecánico y un médico? Usted dirá que ambos reparan máquinas, sí, pero no. Un mecánico argentino, inventor, creó el dispositivo Odon, denominado así como un homenaje a su autor.
El apoyo a la idea del inventor bonaerense fue posible gracias al conocimiento científico.
Los colegios de profesionales son microsociedades científicas donde pueden darse una serie de acciones que estimulen la producción de material académico capaz de aportar al desarrollo de las ciudades
Para ello se requiere de la interrelación que permita abrir los ojos al conocimiento científico, aplicarlo, pero no como es practicado en nuestro medio, reparando maquinaria humana los doctores, animal los veterinarios. Sembrando los agrícolas. Aplicando fórmulas los profesionales de la construcción. Nombrando a Beccaria, Ferrajoli, Roxin, Kelsen los abogados.
Y eso lo saben quiénes conforman los colegios de Abogados, de Médicos, de Arquitectos, de Ingenieros Civiles.
Esto hace que deba tenerse claro la importancia que tiene la ciencia en nuestras vidas, ya que su presencia causa afectación a las necesidades sociales, está presente en la bicicleta que conduce, en la comida, en la ropa, en la cotidianeidad de las cosas. 
Si Sandow seguido por Joe Weider no se hubiesen apoyado en conocimientos de nutrición, biología, anatomía, jamás se hubiese avanzado tanto en el físico culturismo. Sus principios sirven de sustento en otros deportes para el fortalecimiento muscular, recuperación, nutrición. Además, dio inicio a la denominada industria del bienestar. Por el contrario, su no aplicación da forma a una realidad opaca, de anticultura inventiva, antitolerante a los avances.
La manera de fomentarla se logra enfatizando en la lectura filosófica, que se convierte en el combustible para que el cerebro amigo de la mente pueda obtener conclusiones sustantivas, con altos niveles de criticidad. Promoviendo de esta manera el pensamiento reflexivo. Este tipo de literatura potencia no solo su bagaje intelectual, su acervo cultural, también permite tener una visión holística. 
La historia del pensamiento humano se ve materializado, engrandecido cuando las ciudades (esos organismos donde habitamos) mejoran, despegan gracias a la autoridad intelectual que posee la ciencia.
La cualidad de sujeto pensante dista mucho cuando se aprecia el subdesarrollo.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala