Actualizado hace: 24 minutos
Duelo
El amor puede volverte a sonreír

La muerte de una pareja sentimental nos hace plantear muchas cosas y afrontar los señalamientos de la sociedad.

Martes 20 Agosto 2019 | 04:00

Sin embargo, es algo que poco a poco debemos ir asumiendo, por mucho que duela. “Probablemente la muerte de la persona con la que se comparte la vida sea una de las situaciones más duras de sobrellevar, independientemente de las circunstancias que rodeen el fallecimiento”, menciona el psicólogo clínico Ángel García. 

Sin embargo, asegura que la vida continúa y no podemos estancarnos en el dolor, aunque sí tenemos el derecho a vivirlo para poder ir sanando y seguir adelante. 
 
Tristeza. “No es posible asumir una pérdida si no se afronta la realidad. Entre los primeros mecanismos naturales para la superación es indispensable sentir pena y dolor”, explica García. 
Añade que no existe tiempo determinado para asumir la pérdida, pero que éste es la herramienta crucial para curar este tipo de trance.
La negación también está permitida, en un principio. “Pero hay que tener claro que ni la negación ni el olvido son las pautas que se recomiendan para superar este tipo de situaciones de forma saludable. Por el contrario, la aceptación y el recuerdo incorporado de forma natural a la vida son la solución deseada”, añade el profesional. 
García menciona que además se debe asumir principalmente que no vas a recuperar de la noche a la mañana la tranquilidad ni a lograr la resignación. “Unos días te sentirás mejor y otros peor, pero con el tiempo esto cambiará y llegará un momento en que tendrás más días felices que tristes”, señala el psicólogo.
 
No te olvides de ti. Pero, pese al dolor, no debes dejar de lado tu cuidado personal. 
“No debes olvidarte de alimentarte bien y hacer ejercicio, aunque sea caminar durante una hora. Esto te ayudará a distraerte”, explica García, quien reconoce que la muerte de tu pareja implica que veas todo con menos ilusión; siempre cuesta, pero hay que afrontarlo y continuar.
“Aunque hayas amado profundamente a tu pareja y tus esperanzas estaban puestas en ella, la vida no termina ahí. Con el paso del tiempo, verás que ese abatimiento se transforma en un recuerdo muy bello de los buenos momentos en común. Tómate tu tiempo para después mirar a tu alrededor, allí están tu familia y tus amigos deseosos de recibir tu cariño”, agrega. 

Un nuevo comienzo. Como decíamos al inicio, algo que también debe afrontar alguien que perdió a su pareja son los señalamientos de la sociedad si en algún momento vuelve a amar. 
“No sólo no es cierto que una persona no pueda volverse a enamorar después de una pérdida amorosa, sino que es injusto. El hecho de haber perdido a tu pareja no significa que tengas que renunciar al amor por el resto de tu vida. Puedes volver a encontrarlo en los brazos de alguien más o puede que no. Son todas posibilidades que quedan abiertas a elección únicamente de ti”, menciona García.
“En temas del corazón no hay fechas de caducidad y uno no puede llegar a determinar cuál es el mejor momento para enamorarse”, añade el experto, agregando que sólo tú sabrás cuándo es el momento ideal. 
“Los tiempos los marca la vida y las experiencias superadas. Todas las personas son diferentes entre sí y también las circunstancias que les rodean, así que también son diferentes los tiempos para sanar las heridas”, concluye. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala