Actualizado hace: 4 horas 20 minutos
Ciudadanía y delincuencia
Ciudadanía y delincuencia
Por: Jorge Alban Delgado

Sábado 17 Agosto 2019 | 04:00

Estimados amigos lectores, en los noticieros televisivos, radiales y en los medios escritos los ecuatorianos observamos a diario que la delincuencia está ganando la batalla a la fuerza pública, y con ello los ciudadanos estamos desprotegidos.

Cada vez hay más robos, asesinatos, tráfico de sustancias prohibidas  secuestros, violaciones, etc.
Ante este desorden social, sería bueno que se tome en cuenta el derecho de los ecuatorianos a dirigir quejas y peticiones individuales y colectivas a las autoridades y a recibir atención o respuestas motivadas, establecido en el artículo 66, numeral 23, de la Constitución de la República. Además, el Consejo de la Judicatura, la Fiscalía General del Estado y toda la cúpula policial deben tomar acciones inmediatas.
Se debería reformar el COIP -Código Orgánico Integral Penal-. Muy modestamente, me adhiero a estas reformas que se den, y propongo que se considere portar armas de uso civil, lo que el expresidente Rafael Correa, con un simple decreto, prohibió con una falsa ideología de que las armas de fuego ahondan más los problemas sociales. 
Además, se debe incluir en las reformas que si el servidor policial o de las Fuerzas Armadas, guardia de seguridad o cualquier persona que porte legalmente un arma, la usa debidamente y en defensa de su accionar, sea detenido y conducido a una unidad policial o cuartel militar bajo la garantía de que no será encarcelado hasta por 72 horas, tiempo en el que se debe investigar si hubo uso racional de la fuerza y no existan sospecha de que sea un crimen premeditado.
También se propone que a los procesados, unas vez sentenciados por cualquier delito, se les publique los nombres y rostros en la gaceta de sentencias penales, como ocurre en otros países del norte, y que el Consejo de la Judicatura y la Fiscalía la remitan a los medios de comunicación pública y redes sociales.
Además se debe exigir la presentación del récord policial. Esto se eliminó también en el gobierno anterior, con una doctrina protectora de los delincuentes, pues con el récord policial se podría saber cuántas detenciones y por qué delito cayó tal persona. 
No queda otra alternativa; es necesario que la Asamblea Nacional elabore  un proyecto de ley reformatoria al COIP con carácter urgente por ser un clamor ciudadano.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: