Actualizado hace: 5 minutos
Cruz Mera Vinueza
¡Noveleros!

Si, ese modo de proceder adoptamos cuando, previo a las elecciones presidenciales del 2018, se voceó, a través de diferentes medios, la propuesta que uno o una manabita sea candidato(a) presidencial.

Lunes 22 Julio 2019 | 04:00

El tema generó opinión e interés en los círculos políticos. Los proponentes supuestamente buscaron con lupa hasta debajo de las piedras y no encontraron a la persona ideal. Fue sólo una novelería del momento, que resultó aprovechada por los seudo abanderados de la tesis, quienes fugazmente asumieron una postura aberrante y camaleónica al verlos, a la vuelta de la esquina, abrazando, aplaudiendo y loando a líderes políticos de otras provincias y consiguiendo alguna migaja como cuota de poder.
Siempre son importantes las interrogantes. ¿Es un utopismo un candidato manabita a la presidencia de la República?
¿Tenemos al ciudadano(a) que reúna los perfiles exigibles para ocupar tan alto y responsable cargo? No hace falta la lámpara de Diógenes para encontrar a la persona idónea.
No hay que descartar un candidato propio. Pero sin novelerías y aprovechadores. No hay que decirle adiós a la propuesta.
Las hojas del calendario van cayendo inexorablemente y nos vamos acercando a las próximas elecciones. Tenemos que  prepararnos civil y políticamente para no volver a la caer en la sumisión histórica que nos ha hecho retroceder. Ya están llegando a estos lares “los salvadores de la patria” y algunos les hacen la  genuflexión.
La sumisión y acatamiento a todo empodera al centralismo.
“El centralismo asfixia a Manabí” tituló El Diario, el domingo 14 del presente. Y es la plena.
Ya no somos la tercera provincia, sino una provincia de tercera. Los culpables no están en Quito o en Guayaquil, los culpables somos nosotros por nuestro egoísmo, canibalismo y por no saber elegir.
Hagamos un mea culpa. No sigamos siendo presa fácil del engaño. De cara a los próximos comicios hay que trabajar con anticipación. Es decir, ahora mismo. Borremos de nuestro diccionario los complejos y prejuicios. Hay que persistir e insistir en la unidad y la unanimidad.
No claudiquemos. Sigamos buscando ese hombre o esa mujer que trascienda a nivel nacional con el voto de todos. Iniciemos un proceso. Si no se logra el objetivo en el 2021, será en el próximo y Manabí tendrá voz altiva en la República del Ecuador. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala