Actualizado hace: 3 horas
Jorge Loor Zambrano
Lenín y sus funcionarios

¿Quién puede entender al presidente Lenín Moreno Garcés? ¿Cómo puede confiar en sus funcionarios que formaron parte del Correísmo?

Domingo 21 Julio 2019 | 03:00

Por un lado, se lo escucha hablar de los actos de corrupción enquistada desde el gobierno de Rafael Correa Delgado, aplicando justicia para algunos ex funcionarios correístas, pero al mismo tiempo tiene a muchos funcionarios cuestionados del gobierno anterior. ¿Acaso existen compromisos de por medio para mantenerlos en funciones?
La lista de funcionarios de Rafael Correa que continúan con Lenín Moreno es demasiado larga para este espacio, pero mencionaremos algunos.  
No es novedad de cómo manejaron alegremente los fondos de la reconstrucción post terremoto del 16A, sin embargo, el presidente Moreno mantiene hasta la presente fecha al gerente, Julio Recalde de Ecuador Estratégico, desde la época de Correa.  En el tema de la salud, la ex ministra de Correa y Moreno, Verónica Espinosa, quedó debiendo mucho, al punto que hoy es enjuiciada políticamente. En asunto de relaciones exteriores la ex ministra de Correa y Moreno, María Fernanda Espinosa, evidenció su parcialismo al tratar de proteger y ayudar a evadir de la justicia extranjera a Julian Assange. 
Teniendo esta calidad de funcionarios, ¡¿cómo puede progresar el país si aún el presidente no da el giro que corresponde de 360 grados?!
Los cambios realizados por el presidente de Ecuador son a media llave, donde se ven pocos buenos  y una mayoría de mal funcionarios. 
Desde estas líneas me sumo a las muchas voces de protesta en contra de la corrupción y en pro del progreso de Ecuador. Invocando al presidente que tome en cuenta a personas de mucha valía y para aquello solicite referencia de honorables ciudadanos que los hay en cada provincia, para designar a buenos burócratas que puedan articular de buena y mejor manera las políticas de estado en cada rincón de la patria y así verse bien representado.  Porque de la manera como estamos representados con muchos malos  funcionarios públicos da la impresión que dichas recomendaciones salieron de la Penitenciaría del Litoral o Latacunga. 
El buen comportamiento, las buenas costumbres, prudencia, ética, espiritualidad, experiencia y honradez son esenciales en estos momentos de crisis que vive el país, siendo esos valores humanos importantes al momento de escoger a un funcionario y así impulsar el desarrollo de nuestra nación. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala