Actualizado hace: 1 hora 13 minutos
Oswaldo Valarezo Cely
La Raza 4 Tropical

Desde inicios de la era bananera en Ecuador en 1948, sus cultivos sortearon varios obstáculos para mantenerse como líder mundial de las exportaciones de esta musácea.

Jueves 18 Julio 2019 | 04:00

Entre las limitantes a nivel de campo destacan enfermedades fungosas como la Sigatoka orginaria del valle del mismo nombre en las islas Fiji del Pacífico asiático. La Sigatoka amarilla llegó en 1952 y luego en 1987 entró la Sigatoka negra, más peligrosa que la anterior.

El terrible Mal de Panamá arrasó nuestras plantaciones de Gros Michel a mediados del siglo XX , por lo que fue sustituida de “chiripa” con las actuales variedades del grupo Cavendish, resistentes a la Raza 1 de este hongo del suelo. Pero desde hace más de dos décadas se conoce la Raza 4 Tropical (R4T), devastadora de los Cavendish en Asia, Oceanía y África.
Ante esto, científicos australianos buscaron materiales genéticamente modificados con resistencia al ataque del hongo, determinando características deseables en materiales de Cavendish en suelos altamente infectados, información publicada en 2017 y validada por investigadores de la universidad holandesa de Wageningen.
Reportes sujetos de confirmación evidencian la presencia de la R4T a sólo 2.200 kilómetros de las bananeras ecuatorianas, distancia que las separa de la Guajira colombiana, donde se toman medidas cuarentenarias para impedir que se propague por el resto de ese país. De concretarse esta amenaza para nuestras plantaciones, significaría el desastre económico para la industria bananera.
Con ánimo de “blindarnos “ y “tranquilizarnos”, el gobierno apura medidas de exclusión en todas las vías de acceso. De llegar, anuncian que se trabajaría en supresión y erradicación mediante cerco epidemiológico para destruir y desinfectar la plantación afectada. Esto, calculan, hasta después de dos a cinco años tener germoplasma resistente. Sólo que al ser transgénico no lo permitiría la Constitución ni lo comprarían en Europa.
Unidos por el susto, gremios del banano y plátano, solicitaron a sus miembros colaboración para que funcionen medidas que debieron iniciarse mucho antes. 
El plan de contingencia requiere recursos suficientes para investigaciones científicas y programas de capacitación . Además, extremar los controles migratorios del norte e identificar y sancionar a malos funcionarios acostumbrados a permitir el contrabando de toda clase de productos agrícolas por las fronteras.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala