Actualizado hace: 1 hora 58 minutos
Editorial El Diario
El derecho a la resistencia tiene límites
  • Uno de los últimos recursos, una vez que el diálogo y la negociación se hayan agotado”

El derecho a la resistencia, contemplado en la Constitución, tiene límites y no le concede a ningún ciudadano la potestad de vulnerar los derechos de otras personas. La norma constitucional establece que los individuos y organizaciones pueden ejercer el derecho a la resistencia frente a acciones u omisiones del poder público o de personas que vulneren o puedan vulnerar sus derechos constitucionales.

Miércoles 17 Julio 2019 | 04:00

En las últimas semanas se ha convocado a manifestaciones de protesta que incluyen, entre otras formas, el  cierre de vías y la suspensión de servicios públicos. Estas dos maneras de reclamar atentan contra el derecho ciudadano a circular libremente por las vías del país y a recibir servicios de calidad, por lo cual están expresamente prohibidas tanto en la misma Constitución como en las leyes.
El derecho a expresar inconformidad para exigir un cambio en la forma de gobernar es innegable; pero hay mecanismos para hacerlo sin afectar a los demás y sin destruir bienes públicos. Así, la quema de llantas en la vía pública termina por debilitar el asfalto y, a la larga, da lugar a la formación de baches.
La protesta debería ser uno de los últimos recursos, una vez que el diálogo y la negociación se hayan agotado. Pero en ella no se debe forzar, directa o indirectamente, a otras personas, impidiéndoles el pleno goce de sus derechos individuales.
 
 
 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala