Actualizado hace: 9 horas 3 minutos
Descarga lo mató
Descarga lo mató

Hugo Alfredo Alarcón Avilés, de 67 años, falleció tras recibir una descarga eléctrica en su intento por coger chontillas.

Domingo 14 Julio 2019 | 11:00

 El hecho ocurrió el viernes anterior, aproximadamente a las 16h30, en el sitio La Caoba, perteneciente a la parroquia rural Santa María, del cantón El Carmen, indicó la Policía.

La información proporcionada por las autoridades es que el adulto mayor estaba con una palanca metálica, junto con dos hijos, cogiendo unos gajos de chontilla (fruta pequeña de corteza dura)  para prepararse una bebida.
La palanca era movida por las tres personas, y cuando acercaron el extremo a la chontilla no se percataron de que había unos cables de alta tensión y se produjo la descarga eléctrica por el contacto del tubo con los cables de energía eléctrica, se detalló.
 IMPACTO.   Producto de la corriente, las tres personas fueron lanzadas al suelo con tanta fuerza que quedaron a varios metros desde el lugar donde estaban paradas, dijeron.
El adulto mayor llevó la peor parte del “corrientazo” y perdió la vida al instante, mientras que sus dos hijos resultaron con heridas en sus extremidades.
Después de lo ocurrido, y como los hijos de Hugo estaban vivos, pensaron que su padre había corrido la misma suerte, por lo que llamaron a los rescatistas del Cuerpo de Bomberos de La Bramadora.
 
 MUERTO.   Cuando los paramédicos llegaron y revisaron los signos vitales del hombre, comprobaron que había fallecido.
Fue entonces cuando avisaron a la Policía para que tomara el procedimiento respectivo.
Los rescatistas ayudaron a curar las heridas de las otras dos personas y afortunadamente las lesiones no fueron de consideración, explicaron.
Alrededor del cuerpo del anciano, al que cubrieron con una sábana, se pararon sus allegados y amigos, quienes estaban incrédulos de lo que veían, pues a pesar de su edad, Hugo Alarcón estaba muy bien en su salud.
De lo que se pudo notar, dijeron los rescatistas, la corriente entró por los brazos y salió por los pies. Las huellas de la corriente quedaron visibles en las extremidades de Hugo Alarcón, quien no tuvo tiempo a desprenderse del objeto metálico que usaba para la cosecha de la fruta.
 
 autopsia. La Policía informó que los familiares se opusieron a que el hombre fuera llevado al centro forense en Santo Domingo de los Tsáchilas, para que le realizaran la autopsia de rigor. 
Sin embargo, para que el cuerpo pueda recibir sepultura, el certificado de defunción es importante y para su obtención, los dolientes tenían que presentar un certificado médico informando la causa de la muerte del adulto mayor. 
Los restos de Hugo Alarcón reciben velación en su vivienda. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala