Actualizado hace: 1 hora 41 minutos
Salud
Un virus escondido

El virus del herpes zóster puede vivir escondido en los nervios de tu cuerpo por años. Es más común en quienes tuvieron varicela.

Miércoles 10 Julio 2019 | 04:00

 La dermatóloga Lourdes Aguayo explicó que el herpes zóster es la reactivación del virus de la varicela. Esto ocurre porque en las personas que de niño sufrieron esta enfermedad el virus se queda alojado en un ganglio del cuerpo y permanece inactivo. 

“Pero cuando a esta persona se le bajan las defensas o sufre un bajón en su sistema inmunológico el virus reaparece y ocasiona lo que es el herpes zóster. Se presentan ampollas pequeñas, hormigueo en toda la región del nervio, dolor y fiebre”, explicó la especialista. 
Esta enfermedad, que también es conocida como “culebrilla”, puede aparecer en cualquier sitio del cuerpo en donde hayan nervios, como en la cara, labios, en la región glútea, pecho y espalda, y sus síntomas pueden durar hasta una semana, entre ellos escalofríos y fiebre. 
Cuando está enfermedad se presenta en la región ocular debe ser tratada de manera especial, ya que puede ser causa de hospitalización por la conexión que hay de los nervios de esta región con el cerebro.
Entre otros factores que pueden producirlo está el ser mayor de 50 años, tener defensas bajas, (mujeres embarazadas, ancianos o niños), en personas que están en tratamientos por enfermedades crónicas como la quimioterapia. 
Y tener la piel blanca te hace siete veces más frecuente candidato para sufrir de herpes zóster. 
 
Recomendaciones. El médico Javier Moreno señaló que esta enfermedad es más frecuente de lo que se cree y es de cuidado, ya que es contagiosa. 
“Muchos médicos no  le dan importancia y dicen que es una enfermedad viral pasajera, pero la realidad es que es una enfermedad sistémica, muy delicada de su sistema inmunológico y que ha sido incluso motivo de estudios en pacientes con parálisis facial secundaria, con derrames cerebrales en las que se detectó a través de biopsias que había  proteínas del herpes zoster en las arterias lesionadas”, dijo el médico. 
Esta enfermedad se presenta de forma diferente en cada paciente y puede causar hasta meningitis o encefalitis cuando aparece en la región de los ojos. 
El tratamiento que se recomienda en esta enfermedad es controlar los síntomas y usar el valaciclovir, tramadol con acetaminafen y  procicar para cicatrizar la lesión. Luego se instaura una láser terapia para que ya no exista el dolor
La gravedad del problema no depende del virus sino del sistema inmunológico de quien lo recibe y por supuesto de su estado emocional.  
En las personas en las que comúnmente se repite la aparición de la enfermedad se debe tratar con la terapia neural, que ayuda a reiniciar el cuerpo para que el mecanismo de defensa vuelva a funcionar, dijo Moreno.
 
Alimentos. El consumo adecuado de vitamina C también ayuda a “desactivar” el virus del herpes zóster en el organismo, además de fortalecer el sistema inmunológico y prevenir nuevas crisis de la enfermedad. La vitamina C está presente en alimentos como limón, naranja, piña, acerola y mandarina. 
Se debe evitar el consumo de café y alimentos ricos en azúcar y harinas blancas refinadas como por ejemplo: chocolate, panes blancos, galletas, refrescos y pasteles. Evita fumar y beber. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala