Actualizado hace: 54 minutos
EE.UU.
San Francisco es la primera urbe de EE.UU. en prohibir cigarrillos electrónicos

Martes 25 Junio 2019 | 19:23

San Francisco se convirtió este martes en la primera gran ciudad de Estados Unidos que prohíbe la venta de cigarrillos electrónicos dentro de su circunscripción, lo que afecta tanto a tiendas físicas como a establecimientos en línea.

En una votación unánime, los once regidores del Ayuntamiento de la urbe se posicionaron a favor de prohibir la venta de este producto dentro de los límites municipales, con el argumento principal de que gozan de gran popularidad entre los más jóvenes, lo que supone un riesgo para su salud.
Se da la aparente paradoja de que la localidad, una de las más progresistas del país, ha prohibido la venta de cigarrillos electrónicos mientras que el tabaco tradicional (considerado más nocivo) sigue vendiéndose sin problema, así como la marihuana, que es legal en toda California desde el año pasado.
Para responder a lo que algunas voces han calificado de contradicción, los defensores de la medida, entre ellos los miembros del consistorio, han destacado reiteradamente que los cigarrillos electrónicos resultan "particularmente atractivos" para los adolescentes.
"Por cada adulto que utiliza cigarrillos electrónicos para dejar de fumar o reducir sus dosis de nicotina, docenas de niños empiezan a usarlos", dijo durante la sesión de este martes en el Ayuntamiento la concejala Vallie Brown.
Específicamente, la ordenanza municipal indica que "nadie puede vender o distribuir un cigarrillo electrónico a otra persona en San Francisco", salvo que ese producto haya sido aprobado por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos del Gobierno de EE.UU., algo que no se ha producido en ningún caso.
La ordenanza, por tanto, no prohíbe el consumo de estos cigarrillos (siempre y cuando la persona tenga más de 21 años), sino únicamente su venta, lo que también le ha valido críticas al considerar algunas voces desde el sector que lo que ocurrirá es que los consumidores irán a comprar a poblaciones aledañas como Oakland o Berkeley.
Se da además la circunstancia de que el mayor fabricante de cigarrillos electrónicos del país, Juul Labs, tiene su sede en San Francisco.
"La prohibición de los productos de vapor a todos los adultos en San Francisco no solo no pone remedio a su uso por parte de menores, sino que además deja el tabaco como única opción a los fumadores adultos", indicó la compañía en un comunicado.
A principios de junio, el Ayuntamiento de Beverly Hills, un suburbio de Los Ángeles, prohibió la venta de todos los productos vinculados al tabaco a partir de 2021, incluyendo cigarrillos, puros, cigarrillos electrónicos, tabaco para pipas y para mascar, aunque estableció excepciones para los hoteles y algunos otros establecimientos.EFE
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala