Actualizado hace: 16 minutos
Manabí. 195 años de provincialización
Manabí. 195 años de provincialización
Por: Jaime Alcívar Intriago

Martes 25 Junio 2019 | 04:00

Ocho de las veinticuatro provincias del Ecuador contemporáneo ya existían como jurisdicciones territoriales antes de la conformación de la república ecuatoriana en 1830. Estas provincias fueron creadas bajo régimen gran-colombiano por la Ley de División Territorial de Colombia de 1824. El ejecútese a esa Ley lo rubricó el General Francisco de Paula Santander.

La denominación de las provincias en la división territorial fue sustentada por los insumos históricos que proveía el Dr. José Manuel Restrepo Vélez, quien figuraba como secretario del Gobierno Interior y de Relaciones Exteriores desde 1821 hasta 1827.  En sí, Restrepo es quien procesó la Ley, pero fue el senador colombiano Santiago Pérez de Arroyo y Valencia que la propone al Congreso para su discusión y posterior aprobación. 
La designación de los nombres del Ecuador actual fue debatida, pero al final pregonó la idea del Ejecutivo que Santander y Restrepo habían expuesto “que a estas divisiones del sur se les nomine por sus montañas y volcanes” (Carta de Santander y Decreto de Restrepo. Abril de 1824, Leer en el libro Manavi-Manabí. 2015). Y así fue que las provincias de: Pichincha, Chimborazo, Cotopaxi e Imbabura, se les nombró por sus volcanes y “Azuay por el nombre de la Cordillera del Asuay”, Loja se mantuvo por su denominativo hispano que proviene de las Canteras de la Sierra de Loja en la provincia de Granada, España.
En la costa fueron creadas dos provincias; Guayaquil cuyo denominativo es manifestado  de esta manera “Guayaquil que lleva su nombre por el cacique Guayas (Wailla) muerto por los españoles encabezados por Sebastián de Benalcázar en 1535”. La explicación del nombre de Guayaquil se sustenta en una información histórica, que al parecer la conocía ampliamente Restrepo. 
En el caso de Manabí, su nombre Manavi lo cubre un velo que no se puede desmarañar y esto se debe a tres situaciones. En primer lugar, dentro de las 186 sesiones que se realizaron en Bogotá en 1824, nuestros representantes no pudieron asistir y tampoco, exponen nada al respecto. Por ende, es Restrepo quien coloca el nombre en la ley. En otras instancias, las fuentes históricas que anteceden al nombre Manavi son ambiguas. De ahí las tres hipótesis expuestas historiográficamente. ¿Es Manavi un topónimo geográfico? ¿Es Manavi, una denominación patronímica? o ¿Es Manavi, un nombre derivado de un gentilicio (manavies)? 
Finalmente han pasado 195 años de la creación de la provincia de Manabí y las autoridades competentes son entes insípidos que nos les atañe la esencia de la cultura. He ahí el principal problema, ya que sólo fomentan eventos y espectáculos. Mientras tanto nos acercamos al Bicentenario y los manabitas celebramos, pero desconocemos el fundamento del nombre Manabí.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: