Actualizado hace: 1 hora 29 minutos
Portoviejo
Con artesanías ayudan a mascotas

Hace cuatro años ‘Violeta, una gata mestiza, estaba en riesgo de morir. Hoy es la reina de la casa, donde le preparan una nueva fiesta.

Domingo 23 Junio 2019 | 11:00

 La minina era una cachorra muy enferma y endeble cuando llegó a la casa de las “hermanas” Susy y Guadalupe, en Santa Lucía del barrio Fátima, de Portoviejo. El animal, al que nadie quería en el barrio, se jugaba su última carta en esta vida: estaba raquítica, pero maulló hasta que llamó la atención de las hermanas, quienes no ven, pero se movilizaban sin problemas por la casa.

De inmediato y sin dudarlo, Susy y Guadalupe intentaron adoptar al animal, pero la familia se oponía. “Por el temor de que luego no haya quién la cuide”, les dijo la mamá María Bailón. 
Ellas prometieron cuidarla y, al final, el animal fue aceptado por el papá Ángel Intriago y la familia se quedó con la gata. 
Con el tiempo, todos en la vivienda la empezaron a querer y ahora ella es tan consentida que cada mes de junio le celebran el cumpleaños, al que acude toda la barriada. En casa de la familia Intriago se reparten dulces, bocados, arroz colorado y no faltan las piñatas. 
El día de la entrevista estaban contratando a los payasos para que amenizaran la jornada. Eso sí, al festejo sólo pueden ir las personas y está prohibido llevar otro gato, pues la niña ‘Violeta’ no acepta mininos que no conozca y entonces se puede armar un lío gatuno, advirtieron sus dueñas.
Ellas indicaron que son amantes de los animales. De hecho, al llegar a su vivienda las personas se encuentran con varios canes adoptados. También tienen un perro conocido como ‘Pulgoso’, al que acogieron sin el consentimiento de ‘Violeta’, que lo maltrata.
Para mantener a los animales, a quienes llevan constantemente a centros veterinarios, estas hermanas realizan hermosas manualidades, sobre todo llaveros de osos de peluches que los venden en 1,50 dólares. También elaboran desinfectantes de baño, colonias refrescantes y otros productos de aseo.
Hermanas La historia de ellas también es cinematográfica. Susy es la hija del hogar, pero luego llegó Guadalupe, ambas son ciegas y se conocieron en la academia de personas no videntes. Así, ambas se hacen compañía y cuidan a los animales.
El padre, don Ángel, de 65 años, trabaja como guardián y con mucho esfuerzo saca adelante a la familia. Antes las chicas cobraban el bono, pero hace tres meses fueron sacadas del registro social. 
Aún así, ellas señalan que seguirán adoptando animales para que no permanezcan en la calle.
Las personas que deseen ayudar pueden adquirir sus productos en la casa de las jóvenes o llamar al  0995065691. Hoy domingo estarán en la fiesta de ‘Violeta’.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala