Actualizado hace: 49 minutos
Manta
El expolicía que grabó una película

El día que a Luis Torres le dijeron que parecía un “comando suicida”, el apodo le gustó más que su propio nombre.

Sábado 22 Junio 2019 | 11:00

 Decidió entonces convertir el apodo en su marca personal, y así llamó a la película que dirigió, financió y hasta donde actuó como el policía que una vez fue.

“Comando Suicida” está disponible en YouTube, dura una hora 12 minutos y el inicio es un plagio de “La Guerra de las Galaxias”. De fondo, algo parecido al espacio sideral, la misma banda sonora de la superproducción de George Lucas, y las frases que van mostrándose de abajo hacia arriba hasta desaparecer. El texto dice: “Esta película es de la vida real del Comando Suicida, expolicía Luis Torres; para que crean que es verdad lo que he grabado, investiguen en la Fiscalía General y la Policía Nacional. También me comprometo a que me detengan si yo he mentido al pueblo y al mundo”.
Después de esa recomendación empieza la película, que es una suma de escenas rústicas sin trabajo actoral, con un pobre guion que cuenta la historia desordenada de “Comando Suicida” deteniendo criminales. Para Torres, haber filmado esta historia hace un año fue un sueño cumplido. De la calidad, nada que decir: fue mejor policía que director de cine.
 
Las llamadas. El primer contacto que tuve con Luis Torres fue por teléfono. Una tarde llamó al periódico:
-Buenas tardes, quiero que publiquen que en el país debe implementarse la pena de muerte para todos los corruptos y los asesinos. Mi nombre es Luis Alfredo Torres, fui policía rural y me conocían como “Comando Suicida”. 
Otro día volvió a llamar: 
-Tengo una propuesta. Todos los países del mundo se deben unir en la ONU para poner dinero y terminar con el hambre en el mundo. Ponga que es una propuesta mía.
Hubo una tercera llamada después de unas semanas, y una cuarta y una quinta. En todas ellas siempre hacía mención a la vida que llevó como policía, hasta que llegó el momento de conocerlo personalmente. Estaba con su nieto de ocho años, del que, dijo, “será el nuevo presidente del país”.
Si Luis Torres en este momento hubiese querido ser policía, no podría, porque se requiere una estatura mínima de 1,68 metros, y él mide dos centímetros menos y sólo estudió hasta la primaria. Eran otros tiempos.
Entró a la Policía a los 20 años y estuvo en las filas durante 35. Se jubiló hace 10 años. En su juventud era un “muchacho flaquito”, y los otros policías le decían que lo iban a matar rápido porque le faltaban músculos. 
Pocos conocían que este muchacho nacido en un pueblo llamado Celica, en la provincia de Loja, de padre militar, era un hombre terco que quería ser un buen policía. 
-Yo me entrenaba al mediodía haciendo ejercicios y aprendiendo a disparar. Cuando hice el curso, en ese entonces no se enseñaba mucho, así que por mi cuenta aprendí. Gastaba la plata en balas para disparar bien.
Y aprendió bien, dice.  El primer criminal que capturó solo se muestra en la película, en la última escena. El asesino se llamó Florencio Colobón, quien mató a su abuelo porque sus vacas se metieron a una de sus propiedades. El nieto le dio un machetazo. 
“Comando Suicida” estuvo también en La Concordia, donde hubo una banda acusada de violar hombres. Él detuvo a uno de los líderes.
 
El día del apodo. Su fama de capturar delincuentes llegó a Quito. Un grupo de oficiales de alto rango hablaron con él y le dijeron que parecía un “comando suicida”. Ponía orden donde faltaba, disparando cuando las palabras estaban de más. Entrando a lugares donde otros no querían entrar, en montañas inhóspitas. Era el mejor halago que había recibido en su vida. 
-No capturé muchos asesinos, pero sí unos “pepas”, bien peligrosos. 
De esa época tiene las cicatrices de tres heridas de balas: una en la pierna, otra en la barriga y la última en un dedo.
También tiene en YouTube un canción que se llama “Joven tonto y bobo”, donde critica la corrupción del país. Una canción protesta, porque a Luis Torres le sacan de quicio los políticos corruptos.
-Debe haber la pena de muerte para ellos.
Esa es su última propuesta. En sus planes está filmar otra película para seguir contando su vida policial. Del “Comando Suicida” hay mucho más por decir, tanto que quiso vestirse con el traje que usó en la anterior película y pide que así sea fotografiado para esta entrevista.
El personaje a veces se toma a Luis Torres. A 
veces no se sabe quién es quién.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala