Actualizado hace: 23 minutos
Aniversario de oro
Aniversario de oro
Por: Oswaldo Valarezo Cely

Viernes 21 Junio 2019 | 10:00

El Colegio de Ingenieros Agrónomos de Manabí (CIAM) es uno de los gremios profesionales más antiguos y prestigiosos de la provincia, fue constituido legalmente mediante Acuerdo Ministerial publicado en el Registro Oficial del 12 de mayo de 1969, designando a Portoviejo como su sede.

En  el año del cincuentenario se tiene gratos recuerdos de  sus  logros clasistas, académicos, sociales, deportivos y  del primer  directorio  presidido por Jaime Cevallos Viteri, acompañado de Rigoberto Miranda,  Bolívar Mendoza,  Eduardo Uscocovich, Hugo Egüez, Jorge Vizcarra, Betty Amén, Roque Arteaga y Rodrigo Tobar. Ellos, junto a otros fundadores como  Jorge Valarezo, Facundo Bermúdez, Landy Cevallos, Oswaldo Vélez,  Medardo Izquierdo,   Guido Cedeño, Enrique Hernández,  Félix  Salazar,  Alfredo Carvajal y Gilberto López, formaron el destacado grupo que se propuso sacar adelante al gremio e impulsar el desarrollo agrario  provincial, así como la loable intención de unir a  los profesionales de la novel  carrera  que comenzaba  a  aplicar su tecnología con   colegas provenientes de nuestra y otras universidades.  Datos históricos  que  constan  en  los archivos,  facilitados por su expresidente Robert Santillán, y que  sirven  para rendir  homenaje de gratitud a estos  pioneros  que le dieron vida jurídica  al CIAM, especialmente a la memoria  de los nueve  fallecidos, quienes seguirán  alumbrando desde el infinito  a las presentes y nuevas generaciones  y  a este  gremio.
Vale resaltar la noble función de los ingenieros agrónomos  de proveer alimentos suficientes  y sanos para la población, y de ayudar a nuestros agricultores  a  mejorar sus niveles de productividad  en algodón, café,  cacao, maíz, etcétera, cultivos  mencionados por Jaime Cevallos Viteri en su libro El Desarrollo Agropecuario de Manabí (2005).  Profesión  basada en la aplicación correcta de la relación agua- planta -suelo  y ahora también  procurando proteger y preservar los recursos naturales mediante una agricultura ambientalmente sostenible y sustentable. 
En este medio siglo testificamos los cambios  estratégicos  en el manejo de los ecosistemas agrícolas, pasando del modelo altamente productivista de la llamada “revolución  verde”, a otro más conservacionista y respetuoso del medio ambiente,  basado en  preceptos  agroecológicos. 
Oportunidad para  desear que  el CIAM recupere el protagonismo en favor de sus asociados, competencia  debilitada en la década pasada  a todos los colegios profesionales. Ocasión  propicia para  solicitar se limen asperezas dentro del  gremio considerando  la presencia de  excelentes elementos,  a quienes  conviene  recordar que sólo  la unión hace la fuerza. Momento también para enviar un fraternal saludo a los directivos y miembros  del  CIAM, ya que el 21 de junio se celebra a nivel nacional el Día Clásico del Ingeniero Agrónomo, y qué mejor que festejarlo en completa  armonía.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: