Actualizado hace: 37 minutos
Pueblo Nuevo
Roban un cadáver del cementerio

El cadáver de un hombre sepultado hace 23 años fue robado la madrugada de ayer en la parroquia Pueblo Nuevo.

Lunes 17 Junio 2019 | 11:00

 La tumba profanada es la de José Clemente Bermello Aguayo.

El encargado del lugar manifestó que personas que habitan por el sector se dieron cuenta, en horas de la mañana, de lo que había ocurrido y dieron aviso a las autoridades.
Según los moradores, entre las 02h00 y las 03h00 llegó un grupo de personas en dos carros y una motocicleta.
Los vecinos pensaron que se trataba de personas que iban a visitar a algún familiar sepultado, por lo que no les llamó la atención ver gente en el cementerio, a pesar de la hora que era.
Horas después, cuando los moradores despertaron y salieron de sus casas, se percataron de que una tumba había sido profanada y un ataúd se encontraba tirado fuera de ella.
El encargado del camposanto manifestó que al revisar se percataron de que se habían robado el cadáver, aunque dejaron varios huesos.
En la mañana llegaron agentes de la Policía y las autoridades locales, quienes realizaron un análisis del lugar para iniciar una investigación.
 
Visita.  La tumba contenía los restos de José Clemente Bermello, quien tenía 23 años sepultado en el cementerio y, según se conoció, sus hijos estaban viajando ayer para visitar el lugar donde estaban los restos de su padre.
Los vecinos del sector dijeron que están admirados de que algunas personas hayan tenido la osadía de profanar una tumba y robar el cadáver.
 
Varios motivos. Este no es el primer caso de saqueo de tumbas en la provincia. En años anteriores se han presentado casos similares en los cantones El Carmen y Chone.
Según indican ciudadanos, en muchas ocasiones las tumbas son profanadas para obtener los huesos que se encuentran en los féretros, pues con estos se realizan actos de brujería.
Otras cosas por las que se dan profanaciones de tumbas son las disputas familiares o por el lugar.
“A veces a alguien prestan un lote en una bóveda por algunos años para que sepulten a un ser querido, pero luego, cuando los dueños lo necesitan nuevamente, no se lo quiere devolver y los dueños optan por sacar a escondidas al huésped de su propiedad”, manifestó uno de los moradores.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala