Actualizado hace: 2 horas 9 minutos
Portoviejo
Dos días de cárcel no hicieron justicia

Rosa Guamán no lo soporta. Apenas recuerda las circunstancias en que murió su hijo, se desploma y se queda sin aliento.

Miércoles 12 Junio 2019 | 11:00

Fausto Isama Guamán, de 23 años de edad, murió la noche del 24 de diciembre del 2017 frente a su negocio, en la vía a Santa Ana.

Apenas había terminado el colegio y se aprestaba a estudiar algo relacionado a los números y la tecnología, pero le sobrevino la muerte.
Pero, además de la ausencia física, si algo le hace “hervir la sangre” a Guamán es que el causante del accidente de tránsito que originó la muerte de su hijo apenas estuvo preso dos días. Luego recuperó su libertad y nunca más supieron algo de él.
La mamá del fallecido aseguró que el suceso los agarró desprevenidos, tal como todas las desgracias. Jamás imaginaron que serían presa de algo así.
Por eso se dedicaron exclusivamente a su dolor y a no saber de otra cosa. De lado dejaron asegurarse que el presunto responsable quedara detenido para que fuera juzgado. 
Por último, los restos mortales de Fausto fueron sepultados en Otavalo, en la provincia de Imbabura, junto a la tumba de su padre.
“Todo quedó allí. Jamás nos interesamos por saber quién fue el conductor que provocó la muerte de mi hijo”, dijo entre lágrimas la adolorida mujer.
La familia Isama-Guamán es dueña de un comercio de frutas, verduras y legumbres en la vía a Santa Ana. 
No falta, de vez en cuando, alguien que pregunte por el menor de todos. Entonces la familia recuerda el percance y comenta que simplemente pasó a mejores días.
La noche en que murió Fausto, éste y su familia se encontraban descargando un camión con mercadería  para su comercio. 
De pronto, una camioneta doble cabina impactó al joven de lleno y lo dejó aprisionado contra otro automotor. Pese a la ayuda de los vecinos y la atención de los médicos, la lesiones internas provocaron la muerte del comerciante.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala