Actualizado hace: 42 minutos
Mundial sub-20
Rapidez por las bandas

Ecuador aspira a escribir una nueva historia en Polonia. Lo hará ante Corea del Sur, liderada por la estrella Kangin Lee.

Martes 11 Junio 2019 | 04:00

El choque por una de las semifinales, a jugarse hoy a las 13h30, en el estadio Arena Lublin, promete un buen juego colectivo que les da oportunidad en el ataque a ambos. 

A Corea y Ecuador les gusta llegar por las bandas y enviar centros altos y bajos al área pequeña. 
La Tricolor deberá tener cuidado con los remates de media distancia, que en los pies del número 10, Kangin Lee, son medio gol. El mediocampista ofensivo milita en el Valencia de España y es el principal referente de los tigres asiáticos.
Lee, de 18 años, rotulado como el Messi surcoreano, encontró la fama de chico: con apenas seis años apareció en el reality show coreano Shoot Dori, un programa en el que un grupo de chicos participaba en una liga recreativa y recibían consejos de diferentes entrenadores de prestigio.
Lee capturó la atención de los ojeadores del Valencia, quienes lo ficharon para sus inferiores. Con diez años, el joven prodigio y su familia abandonaron su país para mudarse a España: nunca más se fue. 
El 10 de Corea tiene contrato hasta junio del 2022 con el Valencia, con una cláusula de 90,5 millones de dólares. 
 
Duelo. El partido entre tricolores y surcoreanos es impredecible. A los ecuatorianos les costó arrancar la fase de grupos en Polonia, pero ahora son un tren que marcha a toda máquina. Su presencia en semifinales es su mejor resultado histórico: antes de Polonia 2019 no habían pasado de los octavos de final en una Copa Mundial Sub-20. En cualquier caso, Ecuador no quiere que su aventura mundialista concluya en esta ronda. 
En cambio, Corea fue cuarto en la edición de 1983, y en el 2019 espera lograr algo histórico.
 
Planteles. Corea es un equipo que en defensa tiene falencias. Sus centrales no dan seguridad. El guardameta Gwangyeon Lee ha salvado a su país durante toda la copa. 
La defensa tricolor también ha dejado dudas, que se ven en Jackson Porozo y Gustavo Vallecilla. 
Físicamente Corea tampoco es un plantel fuerte. Carece de la potencia física de la Tricolor, aunque sus jugadores son en promedio más altos, especialmente el delantero Oh Sehun, de 1,93 metros de altura. 
En ofensiva el juego coreano es contundente. Si bien no manejan mucho el balón y dejan que el rival proponga, cuando atacan por las bandas son peligrosos. 
Ecuador y Corea recurrirán al mismo once que utilizaron en los cuartos de final. 
Diego Palacios se recuperó de una lesión y será titular esta tarde. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala