Actualizado hace: 1 hora 5 minutos
Raúl García VinceS
Hay jóvenes viejos y viejos jóvenes

Una persona que llegó a los 88 años de edad y que se mantuvo en actividad política y laboral al servicio de una nación es digna de admiración y respeto. El doctor Julio César Trujillo nos deja como legado que lo que tengamos que hacer cada día debemos hacerlo con pasión y convicción hasta el último día de nuestra existencia. No debemos juzgar a quien solo quiere continuar su actividad política, con energía y entusiasmo, coherente a sus ideales y valores caracterizados por la humanidad, respeto y honradez hasta el final, como lo hizo ese patriota.

Domingo 09 Junio 2019 | 04:00

 

Vale recordar lo que una vez nos dijo el  doctor Salvador Allende, entre sus acertados discursos: “Hay jóvenes viejos, y viejos jóvenes”. Y con toda razón, al momento vemos que existen unos cuantos políticos jóvenes con demencia e incoherencia en cada unos de sus actos,  y  tal vez sentados en una silla sin ruedas observando el escenario político; con miradas perdidas, alteración de la memoria, confusión y algunas facies inexpresivas con apariencia de “viejo” con Alzheimer o Parkinson, posiblemente a causa de las drogas o “enloquecidos por el dinero”, como lo sentenció en su momento Carlos Julio Arosemena Monroy.
Jóvenes, es hora de despertar, es hora de levantarnos de las sillas del graderío y acudir al escenario  nacional, con formación política, económica, social y cultural para que en el presente y futuro seamos los nuevos representantes de la sociedad, y  parte de la historia democrática de nuestra nación.
Hay que promover los valores del humanismo laico, radicalmente democrático, fraternal y solidario que cada día estamos perdiendo a causa del egoísmo, que nos lleva a irrespetar al que piensa diferente, y a nuestros mayores. Como dice el Papa Francisco, los estamos estigmatizando como la generación del descarte.
Creo que el doctor Julio César Trujillo ya está en la historia republicana de Ecuador, como el patriota que comenzó a recuperar las libertades sociales, la democracia y combatir la corrupción.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala