Actualizado hace: 1 hora 24 minutos
La punta del ovillo
La punta del ovillo
Por: Childerico Cevallos
chcevallos@eldiario.ec

Domingo 09 Junio 2019 | 04:00

Luego de conocerse que, de los recursos que estaba aportando la solidaridad ecuatoriana e internacional para la sobrevivencia y recuperación de los pueblos afectados por el terremoto del 16 de abril del 2016, grandes sumas se destinaban a obras que en nada se relacionaban con las urgencias motivadas por el gran sismo, una oposición inmediata surgió para protestar contra ese proceder.

 
Se reclamaba que las asignaciones de dinero fueran estrictamente priorizadas a salud, seguridad, viviendas, alimentación, servicios básicos. No hubo eco en las esferas de nivel social ni político de la provincia, menos en el oficial, que obedece más a la disciplina partidista que a la obligación cívica de velar por los intereses de su lugar natal.
Y las cosas se dieron como se dieron, repartiéndose el pastel a gusto y sabor de la administración central, con la venia o complicidad, por decisión u omisión, de sus integrantes. Recordemos que quien empezó a presidir el poderoso Comité de la Reconstrucción fue el mismísimo vicepresidente Jorge Glas, que tenía al joven Carlos Bernal como ágil ejecutor de las disposiciones superiores.
La manera como se manejaba el famoso comité siempre fue una incógnita, pues nadie sabía cuándo se reunía, dónde lo hacía ni qué ni cómo resolvía. Si bien debía informar cada trimestre a la Asamblea, aquello no se obedecía.
Y mientras el tiempo transcurría, entre mutismo, oportunismo e imposiciones, el chanchito fue enflaqueciendo hasta quedar en huesos. De los tres mil seiscientos millones de dólares que lo engordaron, apenas quedan menos de trescientos, cantidad parecida a la que el gordito ministro de Finanzas de la época tomara prestada, lo que posteriormente le costara el puesto por el escándalo surgido luego de que la acuciosa periodista Julia Vélez, de El Diario, detectara la anomalía.
Ahora, cuando periodistas independientes denuncian que dineros públicos fueron dirigidos a la campaña electoral del binomio oficialista Lenín Moreno-Jorge Glas, ganador de las elecciones del 2017, salta la liebre al involucrarse al Comité de la Reconstrucción como uno de los aportantes.
Y se investiga posibles irregularidades en el uso de dinero en obras no apegadas al espíritu de la reconstrucción, con costos de decenas de miles de dólares, que para muchos debieron ser mejor utilizados en las necesidades que siguen afectando a las comunidades,  precisamente lo que se trató de evitar con la denuncia inicial, cuando en el país doblaban las campanas por cientos de difuntos.
Pero, a pesar de todo y del poco dinero que queda, se persiste en seguir restándole dinero a la reconstrucción, como esos cinco millones de dólares para la apertura de tres calles que el alcalde de Portoviejo está empecinado en realizar para destruir la pista del rescatable aeropuerto y dejar sin esta puerta de progreso y seguridad a Portoviejo.
El MTOP debe eximirse de ser cómplice de ese desangre económico, pues damnificados aún claman por sus casas viviendo en carpas y pueblos enteros piden sus hospitales.
Con la punta en la mano, es obligación de Contraloría desenrollar ese ovillo.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: