Actualizado hace: 42 minutos
Italia
Sarri, el dt que sabe de bancos

Maurizio Sarri es un personaje de novela: poco sociable, ajeno a redes sociales, fumador empedernido y amante a la filosofía.

Jueves 06 Junio 2019 | 11:00

 Hace 19 años sintió ese pinchazo en el corazón. Tenía 41, trabajaba en el banco más antiguo del mundo, el Monte dei Paschi (fundado en 1472 en Italia), tenía un importante cargo mientras dirigía a equipos aficionados en su tiempo libre. 

En la universidad estudió Economía y Comercio, y se especializó en Estadística. Sarri ocupaba el cargo de banquero, pero no era un simple oficinista que trabajaba en la mesa de una sucursal cualquiera. El napolitano atendía a ricos y poderosos clientes internacionales.
 
Cigarrillo. Maurizio, casi siempre con cigarro en mano y quien ahora mastica colillas para controlar su vicio, dejó el banco y empezó a dedicarse al fútbol a tiempo completo después de pasar más de una década en el banco.
Nacido el 10 de enero de 1959 en Nápoles, a diferencia de su padre, Amerigo, que era un ciclista, no sintió amor por la bicicleta.
Sarri también jugó fútbol  de manera amateur. Siempre fue un defensor central rústico, destacado por su rudeza para marcar y la poca técnica con la pelota en los pies, señala El Comercio de Perú.
 
A inicios del 2000, el técnico se despojó de los trajes a medida y de las corbatas. Comenzó a vestir más cómodo, lleva zapatos deportivos, calentador y buzo. Tomó las riendas de AC Sansovino de la Serie Eccellenza (sexta división italiana). El técnico logró el ascenso hasta la cuarta división con el club. 
 
MÍster 33. En el humilde equipo fue conocido como “Míster 33”, por haber estudiado y preparado a su equipo con 33 jugadas distintas para implementar acciones a balón parado. En alguna oportunidad dijo que trabajaba como técnico doce horas diarias: es un obsesivo. Esa filosofía la llevó también al Pescara, Hellas Verona, Perugia y algunos otros equipos de todas las divisiones menores de Italia antes de llegar al Empoli, club con el que llegó a la Serie A luego de dos temporadas. Cuando llegó a primera división, era el técnico peor pagado, pero no le importaba. En el 2015 llegó al Nápoli, club de sus amores, y lo dirigió tres temporadas, y aunque no ganó nada, su estilo gustó al Chelsea, que lo fichó. 
Hace poco ganó la Europa League, su primer título como técnico. Sarri parece cascarrabias, pero es más feliz que nadie haciendo lo que hace. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala