Actualizado hace: 4 horas 57 minutos
MÉXICO
Un sultán de Malasia les perdonó la vida

Aquel día, Luis Alfonso, Simón y José González Villarreal limpiaban una fábrica en Malasia, cuando llegó la Policía.

Martes 21 Mayo 2019 | 04:00

 Llevaban una semana trabajando en el lugar. Viajaron más de 15 mil kilómetros desde Sinaloa, México, donde vivían, hasta la ciudad de Johor Bahru, donde fueron detenidos.

La persona que los contrató dijo que había un buen proyecto donde ganarían mucho dinero.
El empleo era en una empresa donde aparentemente se fabricaban globos gigantes para publicidad. Pero en realidad era una fachada para producir drogas sintéticas, como metanfetaminas.
Los hermanos González Villarreal lo sabían. “Nosotros estábamos en esa fábrica, a un lado tenían el laboratorio”, cuenta ahora José Regino a BBC Mundo.
José Regino y sus hermanos fueron sentenciados a morir en la horca por procesar narcóticos.
Durante 11 años pelearon en los tribunales, pero perdieron dos apelaciones.
Su última esperanza era un indulto. Y lo consiguieron de parte del sultán del estado malasio de Johor, Ibrahim Ismail Ibni Almarhum Sultan Iskandar Al-Haj.
La conmutación de la sentencia es algo que cumple con una de las tradiciones en Malasia. Cuando se celebra algún acontecimiento importante, las autoridades suelen otorgar medidas de gracia a los sentenciados a muerte.
No está claro por qué el sultán los dejó en libertad, pero los mexicanos creen que fue otro momento de misericordia por algún asunto importante.
El pasado 10 de mayo los hermanos regresaron a Culiacán, Sinaloa, después de ser perdonados con una condición: que jamás regresen a Malasia.
“Está bien”, dice José Regino. “Después de todo lo que pasó no quedan ganas de volver”.
El mismo año de su captura, agencias internacionales antidrogas, como la DEA estadounidense, detectaron que narcotraficantes mexicanos producían drogas sintéticas en países de Asia y Oceanía.
De hecho, fueron desmantelados laboratorios del Cártel de Sinaloa en Australia y Nueva Zelanda, por ejemplo.
Durante el primer juicio que enfrentaron en Kuala Lumpur, los mexicanos fueron señalados de pertenecer al cártel.
Cuando se conoció el caso, la Procuraduría (fiscalía) General de la República dijo que los hermanos no tenían antecedentes penales en México. Eso ayudó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala