Actualizado hace: 20 minutos
Costumbres
Rescatan la ropa indígena

En la tradicional plaza Urbina los trajes de los pueblos indígenas ancestrales tienen su espacio.

Lunes 20 Mayo 2019 | 04:00

 Eduardo Crespo, administrador del mercado Urbina, de Ambato, aseguró que en la red de plazas y mercados de esta urbe, este es el único sitio que tiene una sección destinada a la venta y comercialización de ropa autóctona de las nacionalidades, publica una nota de diario El Universo.

Crespo comentó que el propósito es aprovechar la presencia de personas, pues los lunes, el día de mayor feria en Ambato, llegan al lugar habitantes de las parroquias altas como Pasa, Pilahuín, San Fernando y Quisapincha.
Y ellos luego de vender los productos agrícolas que cosechan realizan las compras de los alimentos que necesitan para la semana y también de alguna vestimenta. “Con esto se cierra el círculo para la población de estos sectores”.
 
Anacos, alpargatas y más. Aseguró que en el mercado Urbina son más de veinte los locales que se dedican a vender ropa. En la mayoría se encuentran anacos, bayetas, fajas, alpargatas, blusas y sombreros. 
Desde hace más de 50 años, la plaza tiene este espacio para este tipo de negocio.
Los precios de los productos son módicos. 
Para Crespo, esto se debe a que los arriendos que pagan los comerciantes en este mercado son bajos, oscilan entre $ 40 y $ 50 mensuales.
Según el administrador, es importante este espacio porque permite rescatar y mantener parte de la identidad del pueblo ecuatoriano, a través de la vestimenta ancestral, para que no se pierda como está sucediendo con el idioma kichwa, agregó.
 
Un oficio. Miguel Rojano lleva unos 40 años comercializando la vestimenta ancestral en el mercado Urbina.
Este oficio lo hacían antes sus padres. Él dijo que hace falta más promoción para que otras personas conozcan que en este centro de comercio se venden vestimentas tradicionales de las nacionalidades a precios módicos, en comparación con otros lugares.
“Los ponchos que se encuentran a $50 o $40, nosotros lo damos a $20”, afirmó Rojano.
Olga Cepeda también vende ropa para los pueblos ancestrales. Ella dijo que, por ejemplo, los precios de los anacos varían entre $12 y $20, dependiendo de la calidad de la tela. A diferencia de otras plazas, sólo aquí hay estas prendas, recalcó.
Luis Valla vende sombreros. Los más económicos cuestan $14 y $15, indicó. Pero también hay los sombreros finos a $ 80. Contó que son los adultos mayores los que aún utilizan este artículo, que es parte de la vestimenta de los pueblos indígenas, pues muy pocos niños y jóvenes adquieren el sombrero. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala