Actualizado hace: 3 horas 29 minutos
Colombia
Murió ‘guacho’, pero el duro es ‘contador’

Muchos pensaron que la muerte de Walter Arizala, alias ‘Guacho’; y su enemigo ‘David’, derrumbarían el narcotráfico.

Miércoles 15 Mayo 2019 | 11:00

Investigadores dicen ahora que en realidad ‘Guacho’ y ‘David’ trabajaban para alias ‘Contador’, un narcotraficante ‘invisible’ del que ningún capo se atreve a hablar por su peligrosidad.

“La información que maneja inteligencia es que él quiere mantener todo el control del narcotráfico en esta región”, explica el general Jorge Ramírez, director de la Policía Antinarcóticos.
Según autoridades, en febrero pasado ‘Contador’ convocó a una cumbre de narcos en Llorente, Nariño, a la que asistieron hombres de alias ‘Gentil Duarte’, disidente de las FARC, y jefes de al menos 20 grupos dedicados al narcotráfico que actúan en la zona. 
De acuerdo con información de inteligencia, ‘Gentil Duarte’ no acató este pacto y ordenó a varios de sus criminales desplazarse desde Caquetá hacia Tumaco para, a sangre y fuego, apoderarse de la coca.
Desde el aire son pocas las zonas rurales de Tumaco que se ven libres de cultivos de cocaína. 
Algunas otras se observan devastadas por los químicos que utilizan para procesar droga ilegal y por erradicadores que, en medio de todo tipo de peligros, deben destruir las matas.
Autoridades consideran a alias ‘Contador’ el narco más poderoso del mundo porque tiene el respaldo de varios cárteles mexicanos que aumentaron la presencia en la zona luego de la muerte de “Guacho”.
Muete. De acuerdo a una publicación del sitio web Metro Ecuador, el viernes 21 de diciembre del 2018 el presidente de Colombia, Iván Duque, realizó un importante anuncio. 
Walter Arizala, alias ‘Guacho’, había sido dado de baja en el departamento de Nariño. 
Lo confirmó en medio de una rueda de prensa en el cierre de la XV Cumbre de alcaldes capitales. 
‘Guacho’ fue el causante de asesinar a cinco civiles, donde se incluye a tres miembros el equipo periodístico de diario El Comercio de Ecuador; y Katty Velasco, de 20 años, y Óscar Villacís, de 24, también ecuatorianos.
Previo a esto, en Colombia los operativos en la selva fueron constantes y golpearon la estructura del Frente Oliver Sinisterra. 
Se registraron detenciones de personas que actuaban para afianzar su logística, negocios ilegales y ejecutar asesinatos, así como el decomiso de arsenales y droga.
Sin embargo, las autoridades advierten que el narcotráfico sigue vivo.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala