Actualizado hace: 1 hora 30 minutos
La ley
La ley
Por: Walter Andrade
wandrade17@yahoo.com

  • Una vez aprobada la ley de Polos de Desarrollo Económico casi en la integridad de su texto, Manabí, como dije la semana anterior, tiene nuevas herramientas para labrar su porvenir. Están a nuestra disposición facilidades y beneficios para nuestra provincia. Y como la misma ley lo establece, los beneficios no es que llegan por arte de magia ni caen del cielo: llegan una vez que se ha concretado la inversión. Por tanto lo que toca ahora, la tarea más importante para los dirigentes provinciales y cantonales de Manabí, es promover la inversión.
Lunes 11 Febrero 2019 | 04:00

Que el Estado se desprenda de empresas ineficientes, que representan pérdidas

 Una vez aprobada la ley de Polos de Desarrollo Económico casi en la integridad de su texto, Manabí, como dije la semana anterior, tiene nuevas herramientas para labrar su porvenir.  Están a nuestra disposición facilidades y beneficios para nuestra provincia. Y como la misma ley lo establece, los beneficios no es que llegan por arte de magia ni caen del cielo: llegan  una vez que se ha concretado la inversión. Por tanto lo que toca ahora, la tarea más importante  para  los dirigentes provinciales y cantonales de Manabí,  es promover  la inversión. 

Y hay que irla a buscar por varias razones, entre las principales: los recursos son tentados por otras ciudades y segundo porque  el  centralismo y sus hijos - marginación y discriminación - que  no se resigna a vivir con  parte de su poder disminuido, cercenado, amputado, de alguna manera se dará modos y buscará las vías  para entorpecer su aplicación, para obstaculizarla y hasta anularla con mil y un pretextos.  
Deviene claro por tanto, que los municipios de Manabí y Esmeraldas deben estar preparados y listos para combatir las razones de la burocracia.  A propósito: al ex-presidente Correa, alguna vez le oí decir, palabras más, palabras menos, que “había podido derrotar a los sindicatos, a los partidos políticos, a la prensa, etc., etc. menos a la burocracia, que ¡boicoteaba sus propias disposiciones!”   Si al ex-presidente, que todos los ecuatorianos sabemos cómo era, le hacían eso, imagínense a una humilde autoridad de “provincia” que a veces y equivocadamente solicita y hasta implora, cuando debería exigir, que ayuden en tal o cual trámite. 
De modo que las autoridades de ahora y las que resulten elegidas en los comicios de marzo,  la primerísima decisión que deben tomar es combatir  a la burocracia cuando arremete porque  disfraza de resoluciones, observaciones o comentarios, su deseo que las iniciativas que nos favorecen no prosperen o se las  aplique en otros lados para de alguna manera influenciar sobre su desarrollo. 
De manera que hay que congratularse con la aprobación de la ley de Polos de Desarrollo Económico. En el fondo, además de una herramienta para crecer es una esperanza cierta. Pero por ser tal, hay que utilizarla bien, lo que quiere decir, hacer conciencia que toda la inversión que se promueva sea aquella que cree empleo y sobre todo permita atraer dólares para la provincia y que se queden y reciclen aquí   y no termine extrayendo dólares.
En este tema, nuestras autoridades deben estar muy atentas: cuidado pecan de bien intencionados, es decir que por captar inversión lo que hacen realmente es ofrecer un mercado para que otros lo exploten. 
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: