Actualizado hace: 6 horas 10 minutos
Enrique Delgado Coppiano
Dura realidad eco – social

Era una crisis anunciada, por las circunstancias que ha estado viviendo el país, por más que se luchara por mantener los niveles de costos que significa cumplir con todas las obligaciones que corresponden al gobierno y sus numerosas dependencias, así como las emergencias que día a día ocurren, y asumir con patriotismo efectivo el pago al Seguro Social, que arbitrariamente el correismo arrebató, poniendo en peligro el derecho sagrado de fondos que corresponden legítimamente a miles de afiliados, entre ellos, ancianos y jubilados que no tienen ningún otra fuente de ingreso, como queda señalado.

Lunes 07 Enero 2019 | 04:00

Por otra parte, nuevas deudas a compañías y gobiernos por obras abandonadas, inservibles, pero que perurgen al país debe pagar, como se dice popularmente por elefantes blancos, herencia fatal para el gobierno actual y carga dolorosa para el Ecuador y su total pueblo, eso lo dejó la década perdida de los sabatinazos, que aplaudían muchos de los hoy reclamantes con amenazas de paro y posturas que perjudicarían a la gran colectividad.  El régimen actual, se entiende, debe tomar medidas serias e impensables que permitan mantener una limitada solvencia y enfrentar el acoso de acreedores que exigen el pago de las grandes deudas, repetimos,  que ilegítimamente condujo un agresivo endeudamiento, que solo podría pagarse ya si recuperara el Ecuador los millones de dólares que existen en bancos extranjeros donde fueron guardados por los compinches de un gobierno, a los que se debería de enjuiciar, y presionar para que devuelvan lo arrebatado a todo el pueblo ecuatoriano, cuya gran mayoría debe hoy hacer malabares para subsistir medianamente. Mientras se amenaza con paros y protestas hábilmente impulsadas por afines del sabatinero, que añoran los días en que impunemente podían hacer fortunas, lo que condujo a muchos a reunir riquezas que realmente no les correspondían y esos fondos son los que hoy no están en las cuentas del Estado Ecuatoriano y que debían haber tenido un honorable manejo. Se requiere ciertamente un trabajo noble y beneficioso para cada familia porque los jefes de ellos se ven al momento obligados a pagar, por ejemplo, una elevación en el precio de los combustibles, pero los culpables de estos momentos difíciles han sido los que gozaron de prebendas y cargas en la anterior administración, por lo cual todo se debe investigar para dar con los verdaderos culpables de la crisis que estamos pasando y lograr reestablecer lo más pronto posible una era de sinceración en lo político y en lo económico. Se debe ayudar a los que manejan al sector público, obtener estos logros.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala