Actualizado hace: 3 horas 41 minutos
Festival
La leña pone su toque especial

La leña se atiza dentro del horno, pequeñas chispas saltan y las brasas están listas para el caldo y seco de gallina criolla.

Miércoles 12 Septiembre 2018 | 04:00

 Para que la comida sea manabita debe ser hecha con leña, sin importar el platillo, así lo creen los expertos en el arte gastronómico de la provincia.  

Prueba de ello es que en la comunidad Resbalón de Rocafuerte realizaron un festival de comida criolla días atrás, donde la atracción principal fue utilizar el sistema de cocción propio de la cultura montuvia: la leña.
Los caldos desprendían olores exquisitos, el cilantro se le añadía a casi todo, grandes ollas de bases oscuras producto del carbón confirmaban años de experiencia dentro de la cocina criolla.
Entre los platos manabas más apetecidos estuvo el caldo de habas con chancho. “Es que si no es cocinada en leña el haba no ablanda y el chancho tampoco”, sostuvo Silvia Benavides, quien llegó desde Manta para degustar ese platillo. 
Ella contó que su abuelita le preparaba ese caldo cada vez que la visitaba, pero un día lo pidió en un restaurante “y los granos estaba duros y la carne no estaba igual”. “Le faltaba la cocción en horno de leña”, aseguró.
 
Buena causa. El festival de comida criolla en esta comunidad se realizó para mejorar la estructura de la iglesia San Vicente de Ferrer por parte de los gobiernos de negros y blancos de San Pedro y San Pablo del lugar. 
Adriana Basurto cuenta que vendió más de 300 corviches en este programa. “Las personas que vinieron se fueron contentas”, agregó risueña. 
Por su parte Lisbet Ponce, quien formó parte de la organización de este festival, explicó que cada año buscan resaltar actividades de comida típica del lugar y la ‘sazón’ que los caracteriza. Considera que la leña le dio “su toque especial” a la variedad de platillos que prepararon, donde no pudo faltar el caldo de gallina criolla y el plátano asado. 
Tal fue el éxito del festival que, al finalizar el día, las brasas bajaron su intensidad, y en las ollas no quedó ni el ‘juguito’ para remojar el arroz.
 
En cifras. En Manabí, el uso de leña en la cocina es una costumbre que practican 48.528 personas, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). 
En esas cifras, que corresponden al último censo de población y vivienda, no hay una clasificación por grupos étnicos.
En la provincia, esta famosa costumbre da lugar a nuevos emprendimientos.
Ahora es muy común encontrar restaurantes que combinan lo tradicional y lo gourmet.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala