Actualizado hace: 4 horas 58 minutos
Perú
El cristo que ya no lo quieren ni regalado

Tiene casi la misma altura que la famosa estatua que domina Río de Janeiro y también parece abrazar la ciudad a sus pies.

Martes 11 Septiembre 2018 | 04:00

Sin embargo, el bautizado como Cristo del Pacífico luce desolado.

Apenas recibe visitantes y su base fue recientemente pintada de blanco para cubrir varios grafitis con frases como “No robarás”, “Alan culpable” y “Odebrecht fuera del país”.
Y es esta última sentencia la que revela el origen de su calvario. La gigantesca copia del Cristo Redentor, que se levanta en un cerro desértico al extremo sur de la bahía de Lima, fue “donada” por la empresa brasileña en el 2011 y aceptada con alegría.
La población veía en ella la bendición de un nuevo atractivo turístico.
Sin embargo, esa multiplicación de panes y peces nunca llegó, como sí llegaron las revelaciones de los $ 29 millones en sobornos pagados por Odebrecht a autoridades peruanas entre el 2005 y el 2014 para ganar licitaciones públicas.
Para muchos, la estatua pasó de ser una imagen religiosa a un monumento a la corrupción que debería ser devuelta.
“Vengo sólo dos veces al mes”, dice el guía de turistas Toribio Ferrer luego de pasear a un puñado de australianos en su camioneta.
Los visitantes se muestran más impresionados por el panorama de la ciudad que por la estatua.
“Normalmente las agencias de turismo no incluyen el Cristo”, menciona Ferrer.
Y es verdad. El monumento es apenas visitado por unos pocos curiosos y algunos deportistas que lo usan como lugar de descanso luego de subir la cuesta.
Y en un país de mayoría católica, lo que empezó como un comentario a media voz en redes sociales, se ha convertido en un debate.
El escándalo de Odebrecht generó investigaciones sobre la gestión de los tres últimos presidentes: Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Noticias en video