Actualizado hace: 47 minutos
Alfonso Delgado Saltos
Justicia para ManabÍ

Domingo 09 Septiembre 2018 | 05:00

Frente a la decisión del Gobierno de fusionar el recientemente creado Ministerio de Acuacultura y Pesca al Ministerio de Agricultura y Ganadería, los pescadores y los manabitas nos sentimos doblemente impactados, ya que se cierra la cartera de Estado que tanto beneficio y atención nos estaba brindando, además de representarnos tanto a nivel nacional como internacional, y, desaparece el único Ministerio de Manabí con presencia en nuestra hermosa tierra.

Con este anuncio se acentuará el retroceso burocrático que anteriormente vivíamos, ya que a pesar que el Viceministerio talvez siga funcionado en Manabí, la dependencia administrativa anclada a una institución distinta a nuestro sector evitará el evolutivo progreso de organización que estábamos percibiendo.
Los índices de productividad que el Ministerio de Acuacultura y Pesca brinda al país son más que positivos y justifican su existencia, las remesas por exportación alcanzan un alto indicador, convirtiendo al sector industrial en producción de rentabilidad, la generación de divisas al interior del país, la pesca en todos sus niveles crea empleos, emprendimiento, circulante, tributos, por otro lado el sector de acuacultura alcanza un importante repunte de inversión de ecuatorianos y extranjeros en el país, colocando nuestro camarón en diferentes partes del mundo como un referente de calidad.
Cuando se creó este Ministerio por el actual Gobierno, no pensamos siquiera que en aproximadamente doce meses nos convirtiéramos en producción organizada, en legítima representación, se ha recuperado el prestigio y legitimidad del sector, descartando viejas prácticas de falsos dirigentes que no eran otra cosa que distorsionadores de proclamas en beneficio de pocos, pues gracias a un prudente diagnóstico de la pesca artesanal especialmente, el verdadero censo del pescador ya era una realidad. 
No defendemos personas, defendemos representación, respeto, eficiencia y transparencia en la cosa pública, es ese contexto es innegable no reconocer la labor del equipo que dirigió esta institución. La Ministra nos unió a los pescadores y camaroneros del país, juntos recorrimos combates políticos como el de la Consulta Popular a favor del SI, coincidiendo provincias como El Oro, Esmeraldas, Santa Elena, Guayas, entre otras, fusionándonos en proyectos y propósitos comunes, con la finalidad de participar activamente en las transformaciones planteadas por este Gobierno. 
Solicitamos que se reconsidere el cierre del Ministerio de Acuacultura y Pesca, ya que nos brinda la independencia y representación que el sector se merece y necesita en la articulación y participación conjunta de sectores de la ciudadanía, la producción y el Estado. 
La unida voz del sector, el corazón de cada pescador, industrial, de cada camaronero, el alma del obrero de estas actividades, todos quienes confiamos en la gestión de este Gobierno, en que la creación de este Ministerio era una justa garantía de representación como en efecto se sintió en la prematura vida de esta institución, le pedimos al señor Presidente que reconsidere esta decisión, que atenta contra el sector y Manabí.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala