Actualizado hace: 24 minutos
Clima tórrido exige agua
Clima tórrido exige agua
Por: Enrique Delgado Coppiano

Sábado 08 Septiembre 2018 | 04:00

Los días actuales con la presencia de sol inclemente, que lógicamente produce olas de calor, ponen tensión en distintos sectores de nuestra provincia ante la necesidad de abastecimiento del agua, no solamente como elemento vital para los seres humanos, sino en variados sectores productivos, como la ganadería, cultivos de ciclo corto cercanos a pampas y lagunas que se han secado completamente, además de infraestructuras camaroneras hoy inservibles.

Igualmente, en amplios sectores de la provincia, comunidades humanas de Paján, Jipijapa, Tosagua, Rocafuerte, Junín, Montecristi y otras más, tienen que recurrir al agua del subsuelo con la construcción de pozos someros, que cada vez tienen que ser más profundos y un tanto lejanos a los centros poblados.
Muchas opiniones de elementos médicos insisten en que el uso de agua de pozo no es recomendable para los seres humanos sino se la trata químicamente, pero ante la necesidad imperiosa a grandes sectores no les queda otro recurso para subsistir.  Luego, tienen que llegar obras y programas que los organismos públicos tienen la obligación de construir, sean locales o ayudados por entes nacionales que puedan aplicar costos, recursos y tecnología. 
Aquí insisto en que el acueducto con el que se obtuviera agua del río Carrizal y que supuestamente estaba destinado hacia la inconsulta refinería de petróleo, se lo use para dar agua potable a cuantos lugares sea posible llegar, y paliar el desabastecimiento que sufren numerosos asentamientos humanos: agua manabita para la necesidad de miles de manabitas. 
Y, a propósito, la reutilización de las grandes extensiones de terreno en las que se pensaba instalar la fallida y contaminante refinería petrolera, es hora de que se la use científicamente para instalar miles de paneles solares que aprovechen justamente la energía calórica del sol, para generar energía eléctrica. 
Este sistema es limpio de contaminación, y resolvería en gran parte la falta de energía eléctrica que tiene Manabí y a un costo que resultaría ventajoso, y sería hoy solución a cientos de lugares, como ocurre en otros países del planeta más tecnificados, que luchan por evitar la polución que los carburantes petrolíferos generan en desmedro de la salud humana. 
No pretendamos dizque ganar recursos económicos contaminando el ambiente que es nuestra mejor opción para una vida sana. Manta y sus alrededores, que incluyen a otros cantones manabitas que hoy se los admira por su belleza natural, en un ambiente todavía saludable, que alberga a miles de comprovincianos, merecen toda la atención de los poderes públicos de la provincia y el país para seguir siendo lugares de saludables estándares que beneficien tanto a sus naturales como a quienes puedan llegar de otros confines del planeta.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: