Actualizado hace: 1 hora 51 minutos
Santa Ana.
Marcos y Mercedes tienen 89 años juntos

Marcos Chonillo y Mercedes León se conocieron cuando eran prácticamente unos niños y desde ese momento jamás se separaron.

Miércoles 08 Agosto 2018 | 10:00

Estos ciudadanos hicieron un especie de pacto de amor eterno. Ambos superan la barrera de los 100 años y la distancia entre los dos es apenas un metro entre dos camas que permanecen casi pegadas.

Ángela, una de las hijas de esta longeva pareja de esposos, cuenta que sus padres se conocieron cuando él tenía 16 y ella once años. 
“Fue amor a primera vista”, sostiene, pues tienen 89 años juntos.
Ángela recuerda que por relatos de su papá, su progenitora era una rubia preciosa, rostro angelical e impactantes ojos verdes.
“Cuando la vio quedó hipnotizado y por su mente juvenil pasó de inmediato la idea de enamorarla y llevársela, como en efecto ocurrió poco tiempo después”, recuerda.
Marcos no escucha bien por sus casi 105 años de edad y a pesar de eso alcanzó a decir con voz temblorosa, “nunca me he separado de ella”.
Ángela parece querer llorar al escuchar esas palabras, pero se sobrepone y asevera que ese amor nunca se ha apagado y que se lo expresan mutuamente a través versos y amorfinos.
La hija de los adultos mayores recuerda que hace pocos meses Marcos le dijo a su esposa uno de los últimos amorfinos: “Ya viene la luna hermosa, saludando el carrizal, boquita de caña dulce, como quisiera besarte”.
> Relatos de amor.  Segundo Moreira, nieto de la pareja e hijo de Ángela, dice que su abuelo siempre tuvo detalles para con su abuelita. 
Recuerda cómo preparaba la comida e incluso se la ponía a la mesa con una frase llena de dulzura: “Sírvase Mercedita, que es para usted con mucho amor”.
Segundo sostiene que sus abuelos hasta cuando pudieron valerse por sí mismos trabajaron con entusiasmo y disfrutaron de la vida intensamente.
“Él confeccionaba canastos hechos con caña guadua, y ella fue por décadas quien asistió a miles de mujeres en su calidad de partera”, relata. 
Este medio hizo la pregunta de cajón. ¿Qué comían sus papás, cuál es el secreto de tanta resistencia? 
Ángela hace memoria por unos segundos y luego responde que su papá compraba ojos de vaca y los ponía a hervir con pocos condimentos y eso tomaba como sopa, entre otros. 
La mujer reseña que su mamá tuvo catorce hijos, pero solo sobreviven ocho.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala