Actualizado hace: 15 minutos
TRIATLÓN.
Gaby está de vuelta

En las calles de Manta se volverá a escuchar en coro el nombre de Gaby.

Sábado 07 Julio 2018 | 04:00

Ella y su hermano Roberto  Espinosa están de regreso para competir en el Ironman 70.3, que se corre mañana desde las 06h30. 

Hace 28 años Gaby tuvo complicaciones al nacer. La falta de oxígeno en su cerebro le provocó una parálisis, pero eso no ha detenido su alma aventurera.
Será la segunda vez que se lanzarán a hacer esta ‘locura’ de competir en el exigente triatlón. En el 2017 fue su primera participación y les fue mejor de lo que esperaban.
En cada esquina el público gritaba su nombre, y Gaby, como siempre, respondía con una sonrisa.
En la meta, su llegada fue el momento más emotivo de la carrera. Roberto sorprendió a todos bajando a Gaby de la silla de ruedas unos metros antes del arco Ironman, para juntos dar los últimos pasos y cruzar la meta cuando se cumplían 6 horas, 39 minutos y 56 segundos.
Roberto, el padre de los dos atletas, tomó a Gaby en sus brazos y la levantó entre el abrazo de toda la familia y ante la mirada llorosa del público.
La chica de 28 años tiene el apoyo de toda la familia en sus aventuras, sobre todo de su hermano, quien, a diferencia de los otros competidores, debe hacer un doble esfuerzo. Roberto tiene que nadar 1,9 kilómetros jalando a su hermana, quien va subida en un bote de kayak; además pedalea una bicicleta adaptada donde lleva a su hermana, por 90 kilómetros; y trota 21,1 kilómetros empujando a Gaby en una silla de ruedas.
-¿Por qué te animaste a regresar, Gaby?
-La verdad, por loca -respondió entre risas.
Luego dice que en realidad se quedó enamorada del apoyo de la gente de Manta y por eso regresó. 
-Si no hubiese sido por el apoyo de la gente, no hubiéramos llegado a la meta, declaró.
A donde vayan, el mensaje de los hermanos quiteños es claro: “Queremos que haya inclusión a nivel mundial, no solo en el deporte, sino en todos los aspectos de la vida”, declaró Gaby.
Esta familia se ha inspirado en el Equipo Hoyt, conformado por un padre (Dick Hoyt) y su hijo (Rick Hoyt) en Massachusetts, quienes competían juntos en maratones y triatlones en los años de 1970. El hijo sufría de parálisis cerebral.
Un equipo de 12 personas llega junto con Gaby para esta competencia. En el agua, dos primos van a su lado en dos botes distintos, por si se presenta alguna emergencia.
A más de Roberto y Gaby, hay dos equipos de atletas con discapacidad que correrán el Ironman. Además se han inscrito dos atletas ciegos.
 
>la competencia. Serán 1.563 atletas de diferentes partes de Ecuador y de otros 21 países que estarán en esta cuarta edición del Ironman 70.3 en Manta.
Los triatletas tendrán la primera prueba de 1,9 kilómetros en la playa El Murciélago, a las 06h30.
La ruta será la misma de los tres años anteriores: la salida, desde la escalinata del barrio Perpetuo Socorro, y la llegada, a la altura de la cabaña de los surfistas.
Así se aprovechará la rampa inclusiva para que pasen los deportistas a tomar sus bicicletas y empezar a pedalear 90 kilómetros por la avenida La Cultura, vía Puerto-Aeropuerto y tomar la vía Manta-Rocafuerte, hasta llegar al malecón de Crucita para empezar el camino de retorno.
La última prueba será de 21,1 kilómetros de trote, que será desde la playa hasta el redondel del aeropuerto. Dos vueltas deberán dar los deportistas para completar los 21,1 kilómetros.
En total, la competencia del Ironman será de 113 kilómetros.
 
>‘La flaca’ viene por la gente. Tras ausentarse en la competencia anterior, la popular ex presentadora de televisión María Teresa Guerrero volverá a correr y pedalear por las calles de Manta.
En el 2017, mientras se daba el Ironman en Manta, ‘La Flaca’ corría el Ironman 70.3 de China. Ahí quedó en segundo lugar en su categoría.
Pero en Manta la triatleta ecuatoriana quiere reeditar su reinado: en las primeras dos competiciones, 2015 y 2016, Guerrero fue la ganadora de su categoría. Y ahora cree que podrá ganar con el apoyo del público, porque reconoce que su nivel actual no es el mejor.
Guerrero vive en Estados Unidos. Cuando vivía en Dallas, contó, tenía un equipo de entrenamiento y muchas rutas para rodar.
Después debió mudarse a Washington, donde durante el invierno, de noviembre a marzo, no pudo pedalear porque el clima estaba 16 grados bajo cero.
“No estoy al 100 por ciento, pero no me estresa. No tengo que demostrarle nada a nadie, yo vengo a ver a mi gente de Manta. Voy sin ninguna presión de ganar”, declaró Guerrero.
En Manta, María Teresa Guerrero correrá su Ironman número 24.
Ella ha participado en Austria, Australia, China, pero dice tener algo claro: en ningún lugar hay tanto aliento del público como en Manta. “La Flaca” sabe de pronósticos. En el 2015 no dudó en darle la victoria al británico Timothy Dom, y así fue.
Ahora les apuesta al australiano Timothy Rea y al brasileño Igor Amorelli, quien el año pasado ya estuvo en el Ironman de Manta.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Noticias en video