Actualizado hace: 27 minutos
El cadáver de Jesús fue hallado en el barquito

Luego de casi 70 horas, el cuerpo de Jesús Quintana Jácome fue hallado en el sitio El Barquito, a nueve kilómetros de Canoa.

Jueves 14 Junio 2018 | 07:00

 El cadáver lo encontró Alfonso Farías, un pescador del sitio Zapallo, quien dio aviso a otros ‘colegas’ que llevaban tres días en la búsqueda del estudiante ahogado.

Jesús Quintana se perdió en el mar la mañana del domingo, cuando se bañaba con otros dos compañeros de la unidad educativa 1 de Abril de Latacunga (Cotopaxi). 
Ellos junto a otras 27 personas habían llegado en un paseo estudiantil a Manabí.
Farías narró que ayer en la mañana se dispuso a caminar hacia la zona de El Barquito por sus actividades artesanales y se percató que en la playa, junto a unas rocas, habían aves de rapiña, por lo que avanzó hasta el lugar y encontró el cuerpo del ahogado.
Rápidamente el pescador alertó a quienes estaban en las canoas buscando el cuerpo mar adentro.
Carlos Valencia, uno de los pescadores que llegó en su panga, comentó que no fue sencillo recuperar el cadáver, ya que esa zona es muy riesgosa, pues es un sector pedregoso y donde las olas “revientan” con fuerza. 
“Tuvimos que hacer una especie de cadena humana para poder sacar el cuerpo, trasladarlo hasta la panga y luego llevarlo a tierra”, dijo Valencia.
 
Dolor y espera. En la parroquia Canoa, decenas de personas, entre ellas los profesores del ahogado, esperaban el cadáver.
Allí, con la presencia de la Policía, se colocó el cuerpo del estudiante sobre la playa, a espera de contar con la autorización del fiscal para realizar el levantamiento de cadáver. 
Esto tomó cerca de tres horas, hasta que llegó también personal de la Dinased, que trasladó el cuerpo hasta el centro forense de Manta, para la necropsia y luego entregarlo a sus allegados.
Los familiares durante el proceso de rescate se pusieron  muy nerviosos y fueron llevados hasta un hotel, con el acompañamiento de psicólogos para que los atendieran.
Víctor Luna, jefe de División de Rescate Acuático del Cuerpo de Bomberos de Manta, dijo que fue una tarea ardua y complicada que realizaron durante tres días de manera intensa. 
“Las condiciones del oleaje hacían esta tarea más complicada. Las diferentes corrientes que aparecían con el aguaje no permitían determinar la posible salida del cuerpo, por lo que nos tocó realizar un barrido desde San Clemente hasta Jama”, explicó Luna.
Nancy Carrillo, comisaria, destacó el aporte de los integrantes del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) y en especial de los pescadores artesanales.
Los maestros agradecieron a los pescadores y autoridades de Canoa y señalaron que ahora irán con el cuerpo a su tierra natal, donde tendrán que explicar lo ocurrido.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala