Actualizado hace: 29 minutos
Carlitos fue por agua helada y terminó accidentado en la vía

El rostro de niño y su sonrisa al natural sobresalen en los murales que plasman la imagen de Carlos Alcívar Quiroz, de 16 años.

Jueves 14 Junio 2018 | 06:00

 El adolescente, quien por cosas personales se había separado de sus estudios, perdió la vida el pasado 12 de abril. Ese día se encontraba en la parroquia Calderón ayudando a su papá en la construcción de una casa.

Pero como el calor era intenso, Carlos Manuel optó por agarrar una motocicleta y dirigirse a la tienda más cercana para acceder al agua. No llegó lejos, a pocos metros fue impactado por una camioneta BT-50 de color gris, que lo lanzó unos 20 metros desde el punto del impacto hasta donde cayó.
“Oí el estruendo y me imaginé que algo le había pasado. Salí corriendo y me encontré con mi cholito tirado en el carretera, sin vida”, expresó María Quiroz.
 
Percance. La mujer, de rostro triste y tono bajo, aseveró que jamás en su vida había experimentado algo de esa magnitud, ya que mientras corría hasta donde estaba su vástago, por su mente también pasaban las imágenes de su criatura desde el mismo momento de salir de su vientre hasta llegar a los 16 años.
Cuando lo tomó, lo abrazó y lloró. Le habló sin encontrar respuesta alguna. Supo entonces que el segundo de sus cuatro hijos estaba muerto.
Cerca también se encontraba Carlos Alcívar (padre), quien llevaba poco tiempo a cargo de una obra en el sitio El Hormiguero.
 
Fuerte. Doña María Quiroz expresó que los últimos 62 días ha vivido los momentos más difíciles de su vida, tratando de ser fuerte y no quebrarse, ya que tiene sus otros hijos y en el hogar debe mantenerse fuerte y perseverante, siendo un ejemplo para los demás.
Aseveró que el caso fue denunciado a la Fiscalía y se abrió una investigación para tratar de dar con el dueño de la camioneta que golpeó la moto que conducía su hijo. Sin embargo, le resultó curioso conocer que cuatro cámaras localizadas cerca al lugar de la tragedia estaban dañadas ese día y no registraron nada. 
“Tenemos una mínima esperanza de dar con el responsable del accidente para que pague por lo que hizo”, precisó Quiroz. 
Los amigos del adolescente hicieron varias actividades para reunir dinero y pagar la elaboración de dos murales en la ciudadela Bellavista, donde vivía.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala