Actualizado hace: 33 minutos
Soy Manaba - 24 de mayo
Los prensados sobreviven

Los jugos de Abel Alarcón llevan 50 años endulzando la vida de la gente de 24 Mayo.

Miércoles 13 Junio 2018 | 10:00

Todos los días Abel llega a la esquina del mercado municipal para vender prensados y jugos. 

Su negocio lo conforman un cajón de madera, una tabla parecida a un picador, varios frascos con jugos de sabores perseguidos por abejas y un pesado raspahielo que tiene desde hace más de 20 años.
Abel, de 75 años, cuenta que sus prensados son históricos.  Los hace con la misma receta centenaria que le enseñó su padre: agua, fruta, azúcar y hielo. Hay sabores de rosa, crema, menta, piña y tamarindo. 
Él es uno de los dos vendedores de prensados que hay en 24 Mayo. Y como ellos quedan pocos en Manabí. “Ahora todo mundo vende granizados en una carreta y recorren calles, nosotros lo hacemos a la antigua, no buscamos a nadie, nos buscan”, expresa. 
Cada prensado cuesta entre 15 y 25 centavos, o también se los puede pedir como el popular y ejecutivo. Aunque  Abel hace excepciones con los estudiantes. Ellos a veces no tienen dinero y pagan 10 centavos por los jugos. 
>tradición. Abel dice que el verdadero raspado se logra cepillando el hielo, no con máquina como hacen ahora. 
“Lo tradicional llama la atención. ¿Por qué cree que esto se llena? Porque la gente pasa y siente nostalgia al mirar cómo aún se sigue trabajando de forma antigua”, señala. 
Antonio Zambrano, de 60 años, es el otro vendedor de raspados de 24 de Mayo. 
Aún usa el raspahielo que le dejó su padre. Dice que es una reliquia. Su papá lo usó durante más de 50 años y parece que hubiera sido comprado ayer.
Antonio vende prensados desde hace 38 años. Está ubicado en la misma esquina de Abel y comparten clientela. 
Dice que cuando hace calor   sus ventas suben, aunque ya tiene clientes fijos que llegan a buscarlo todos los días. 
Él también vende los prensados a 25 centavos. Su padre tuvo 12 hijos y a todos los crió a “punta de prensados”. 
Antonio tiene tres hijos, pero a ninguno le gusta hacer prensado. Él sería uno de los últimos con el oficio en la provincia.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala