Actualizado hace: 1 hora 42 minutos
Su inocencia les puede provocar la muerte

El fuerte grito de su bebé hizo que Patricia corriera a ver qué le pasaba. Cuando llegó, vio que se había quemado.

Martes 13 Febrero 2018 | 11:00

Segundos antes, Patricia buscaba el tarro de leche mientras que a su niño lo había dejado sentado en su cama. Su error fue dejar un termo lleno de agua caliente cerca, dice.

Su niño tenía apenas un año y dos meses cuando sufrió quemaduras en una de sus piernas. Al inicio pensó calmarle el dolor con remedios caseros, pero al ver que la piel se le ampollaba, tuvo que acudir al hospital de Jipijapa, donde luego lo transfirieron al hospital Rodríguez Zambrano de Manta.
El bebé sufrió quemaduras de segundo grado y pasó varios días hospitalizado.
Han pasado nueve años de aquel hecho y aún le quedan pequeñas cicatrices en la pierna, señala la mujer, quien pide que la llamen solo Patricia.
 
Accidentes. Las quemaduras con agua hervida están entre los accidentes domésticos que suelen sufrir los menores.
Cecibel Girón, pediatra del hospital Verdi Cevallos Balda de Portoviejo, señala que entre los casos más comunes que ha atendido en esta casa de salud están las caídas que sufren los niños cuando tienen un año, pues empiezan a caminar.
Las caídas han sido incluso de escaleras de un tercer piso. “A veces son traumas importantes porque caen en piedras o cemento y a veces hay que suturar las heridas”, comenta.
A partir de los 2 hasta los 5 años de edad, los niños empiezan a sufrir otros tipos de accidentes involuntarios que incluso les pueden causar la muerte.
Así, los menores suelen ingerir medicamentos o productos tóxicos.
 
No sobrevivió. La inocencia de dos menores mientras jugaban le causó la muerte a uno de ellos.
Girón recordó que atendió a una niña de 5 años y un niño de 2, quienes habían ingerido un medicamento, lo cual afectó el sistema respiratorio de la niña y no logró sobrevivir.
Hasta el área de Pediatría del hospital de Portoviejo cada semana llegan hasta dos niños por algún tipo de intoxicación, revela Girón, agregando que a ellos se suman los casos de niños que sufren caídas.
William Mera, jefe del Cuerpo de Bomberos de Portoviejo, explica que entre las emergencias que han atendido también constan las de niños intoxicados, por lo que recomienda que los productos peligrosos deben dejarse en un lugar seguro, al que los niños no puedan acceder.
El cuidado de las madres a la hora de preparar la comida es otro de los aspectos que Mera recomienda para evitar cualquier tipo de quemadura.
 
Investigación. Los accidentes involuntarios que sufran los menores también pueden conllevar la detención de los padres para investigación.
Wilson Ávila, agente de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), dice que cuando suceden este tipo de accidentes, son llamados para verificar cómo se han dado los hechos. “Cuando vemos que hay un caso que merece la intervención, llamamos directamente al fiscal de turno”, indica.
Ávila agrega que se han presentado casos en que los padres son detenidos para investigaciones cuando los niños han fallecido,  pero al constatar que no han tenido responsabilidad, no son sancionados.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala