Actualizado hace: 2 horas 43 minutos
24 de Mayo
Nixon siguió a su primo al “más allá”

Sus familiares intentaron ayudarlo, pero Nixon Sancán García estaba decidido a quitarse la vida y cumplió su advertencia.

Viernes 12 Enero 2018 | 11:32

El joven fue trasladado la noche del miércoles en estado de gravedad al hospital Verdi Cevallos, de Portoviejo, pero allí sólo se pudo comprobar que había muerto.

Los hermanos de Nixon Sancán relataron que los problemas emocionales de él empezaron el pasado 22 de diciembre, luego de que su primo y mejor amigo se suicidara en el cantón 24 de Mayo. “Eran extremadamente unidos. Ambos sufrían de epilepsia y esta enfermedad los hizo mucho más cercanos”, revelaron los familiares.
Los hermanos de Nixon Sancán detallaron que luego de la muerte de su primo él les decía que “tenía que seguirlo al más allá” y en varias ocasiones intentó quitarse la vida.
“El lunes se tomó un poco de cloro y unas pastillas. Un familiar lo encontró retorciéndose del dolor y le preguntó lo que le pasaba y él le confesó que había intentado quitarse la vida”, manifestó Roberto Sancán, hermano de Nixon.
Ellos inmediatamente llevaron al hombre, de 18 años, al centro de salud de 24 de Mayo, donde los médicos le realizaron un lavado gástrico.
“Estuvo descansando varias horas, pero a pesar de que dialogábamos con él y tratábamos de acercarnos más y conocer sus problemas, Nixon ya estaba decidido a suicidarse y el miércoles se tomó unas pastillas (especie de químico) que se usan para la agricultura y se puso muy mal”, informó Roberto.
Los allegados dijeron que por más que buscaron auxilio en el hospital de Portoviejo ya no se pudo hacer nada para mantener con vida a Nixon.
El cuerpo fue llevado al sitio Barranco Colorado, en la vía de ingreso al cantón 24 de Mayo, para ser velado. El hombre era soltero y se dedicaba eventualmente a trabajar en la agricultura.
Enfermedad. La madre de Nixon tiene 58 años y sufre de problemas de memoria, añadieron sus familiares.
“Ayer, cuando salió de la casa vio el féretro y preguntó qué era lo que estaba pasando. Preguntaba que por qué su hijo (Nixon) no había regresado del mandado al que había salido. Nosotros no le habíamos dicho nada de la muerte de él por temor a que empeore su salud, pero se acercó al féretro”, comentó Roberto Sancán. 
Al principio la mujer se quedó mirando el ataúd, pero no reconocía a Nixon, sin embargo a los pocos minutos dijeron que lo recordó y se puso a llorar.
La familia es de escasos recursos y necesita ayuda de algún médico o fundación para el tratamiento de la señora.
Si alguien desea colaborar se puede comunicar al número celular 09-9908-2786.
El cuerpo de Nixon Sancán será sepultado hoy a las 13h00 en el cementerio de 24 de Mayo. Su primo fue sepultado en el mismo camposanto.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala