Actualizado hace: 3 minutos
El vicepresidente manabita
El vicepresidente manabita
Por: Alfonso Delgado
adelgado@hotmail.com

Miércoles 03 Enero 2018 | 04:00

Siendo una realidad la terminación en sus funciones para las que fue electo el Ing. Jorge Glas Espinel, como Vicepresidente de la Republica en el periodo 2017-2021, en el transcurso de estos días el actual presidente, Lcdo. Lenín Moreno Garcés, deberá conformar la terna a enviar a la Asamblea Nacional, para que, de acuerdo a los preceptos constitucionales vigentes, sea este poder del Estado el que seleccione a ese segundo mandatario.

Como se recordará, por una serie de actos de corrupción llevados a cabo en la década gubernamental que terminó el 24 de mayo último, con la posesión de los electos en el proceso que con críticas y denuncias se realizó en nuestro país, el vicepresidente reelecto, el Ing. Glas, fue acusado, enjuiciado y sentenciado a prisión, por lo que necesaria y obligadamente tuvo que dejar de ejercitar esa alta función, quedando vacante dicha distinción.
Por parte de la oposición se trató de llevar adelante un juicio político contra el Ing. Glas, el que, hasta el momento de escribir este comentario, no avanzaba lo suficiente por la demora en su trámite, dejando entonces que se aplique la disposición más viable, cual es el abandono del cargo por la imposibilidad de ejercerlo al estar cumpliendo con esa sentencia inicial de 6 años de prisión.
Decimos inicial, por cuanto existe la posibilidad de la involucración en otras demandas también por corrupción, las que, llegando a nuevos juicios y sentencias, podrían aumentar su período de reclusión carcelaria en el que estarían involucrados otros importantes y nuevos personajes de esa famosa década.
Lo cierto es que será una necesidad constitucional la designación de un nuevo Vicepresidente de la República; y por tal circunstancia se ha pensado y sugerido que se aproveche esta oportunidad para tratar de conseguir que ese nuevo segundo mandatario sea un manabita. 
Todo depende de la acogida que esta sugerencia tenga dentro de los sentimientos del presidente Moreno, que es a quien le corresponde conformar la terna; y. de pensar como nosotros, poner en primer lugar a un manabita y recomendar la designación de este. 
Consideramos que sería mucho pedir el dar nombres de posibles candidatos manabitas, por lo que convendría solamente el sugerir y tratar de conseguir que el presidente Moreno acepte la idea de que el próximo vicepresidente sea un manabita. Pero, el nombre debe dejarse que sea  el propio Lcdo. Moreno quien lo escoja de entre tantos ilustres manabitas oriundos de todos los cantones de la provincia, no solamente de dos o tres.
Y tampoco que sea habitante  actual de Manabí, ya que los residentes en otras provincias siguen siendo manabitas amantes de su terruño, conocedores de nuestra realidad y de la realidad del resto del país, porque la función es con el carácter de nacional.
Hacemos votos porque el presidente Moreno acoja esta aspiración manabita. 
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: